Diana Baptista
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 26-Mar .- Al cumplirse 18 meses de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, los padres de los estudiantes rechazaron cualquier indemnización o reparación del daño por parte del Gobierno federal.
Esta semana, el subsecretario Roberto Campa aseguró que un equipo independiente realizará a los padres un diagnóstico psicosocial para determinar la reparación del daño a la que tienen derecho por ser víctimas del delito, según lo establecido en la Ley General de Víctimas.
“Campa anuncia un paquete de reparación de daños. Queremos decir que en ningún momento hemos aceptado una propuesta, la única forma de reparación es entregarnos a los 43 estudiantes, cuando los veamos ocupando sus 43 butacas”, expresó Felipe de la Cruz, vocero de los padres.
“Nuestros hijos no se venden y no tienen precio”.
En el camellón de Paseo de la Reforma, donde se ubica el llamado “antimonumento” de Ayotzinapa, cada padre y madre sembró una maceta con flores nomeolvides, en honor de los estudiantes desaparecidos.
Los padres estuvieron apoyados por manifestantes, quienes lanzaron consignas exigiendo la aparición con vida de los jóvenes.
“Nosotros no hemos recibido un solo peso del Gobierno (…) porque el amor de un hijo se respeta y no vale todo el dinero del mundo”, agregó María de Jesús Tlatempa, mamá de Eduardo.
Ante el final del mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), cuya labor en México culmina el próximo 30 de abril, De la Cruz exigió que los expertos permanezcan en el país por tiempo indefinido.
“No vamos a descansar hasta que este grupo concluya su proceso de investigación”, aseguró.
Tras la siembra de flores, los padres harán un acto cultural en el Hemiciclo a Juárez.