Rechaza INAH proyecto para la construcción de megafraccionamiento en la zona colindante al Bosque de Cobos, tras emitir un dictamen a la delegación federal de la Semarnat en la que advierte sobre el riesgo de construir en una zona de gran valor arqueológico, paleontológico e histórico.
La investigadora del Centro INAH Aguascalientes, Ana María Pelz Marín, advirtió que la rivera de Cobos tiene presencia de materiales arqueológicos y paleontológicos, y los monumentos históricos que datan del siglo XVI.
Señaló que el Instituto Nacional de Antropología e Historia cuenta con diversos antecedentes y referencias de hallazgos en la zona que podría impactarse con la construcción de cerca de 10,000 viviendas.
Advirtió que la dependencia federal ya rechazó una solicitud similar en la zona de influencia de la Cuenca del Arroyo Parga Los Cobos en el año 2009, cuando el Ayuntamiento de Aguascalientes pretendió construir el megafraccionamiento “Centenario” en un predio cercano a la Pensión Municipal.
Mencionó que existe temor de que los urbanizadores lleguen a ocultar hallazgos de piezas históricas durante las excavaciones si se llegara a autorizar el proyecto, al advertir que los descubrimientos de piezas en ese sector se ubican desde los 15 centímetros, hasta los 8 metros de profundidad.
Refirió que el marco legal establece que ante cualquier hallazgo de piezas de valor histórico, paleontológico, o arqueológico debe ser reportado, lo que obliga a la suspensión inmediata de las obras, y la posible restricción de construcción en zonas delimitadas, lo que podría no ser informado con tal de que el proyecto no se vea afectado.
Subrayó que el Centro INAH ha realizado recorridos de supervisión en la zona de Cobos desde hace quince años, lapso en el que se ha comprobado su enorme riqueza cultural; sin considerar que se trata de un área de gran valor natural que podría verse afectada ante la cercanía del proyecto con el arroyo de Los Cobos.
Indicó que se está en espera de que los promoventes aporten más elementos sobre las dimensiones y requerimientos del desarrollo inmobiliario, para establecer un análisis preciso del nivel de afectación que podría generarse en el sitio con la promoción de este proyecto.