Carlos Marí
 Agencia Reforma

XALAPA, Veracruz 29-Jun.- El Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, advirtió que ni él ni el Congreso del estado aceptarán presiones al tomar decisiones que incumben a la entidad.
En respuesta a cuestionamientos sobre reformas legales y nombramientos que impulsa al final de su mandato, señaló que se trata de decisiones adoptadas haciendo uso de atribuciones constitucionales.
“Los poderes del estado, establecidos como lo dispone nuestra Constitución, no permitiremos presión alguna en las decisiones fundamentales de nuestra vida democrática”, recalcó.
“La representación soberana del pueblo veracruzano reside en el Congreso del Estado. Sus determinaciones y tiempos no pueden obedecer a presiones de ningún actor político o partido alguno, máxime cuando se trata del cumplimiento de un deber constitucional”, expuso.
Duarte añadió que, como Gobernador, refrenda a los diputados su “absoluto respeto” y “apoyo incondicional” para que las disposiciones en el seno de ese órgano colegiado “se tomen tal como lo mandata la ley, con seriedad, contundencia y obligatoriedad en beneficio de nuestra sociedad”.
“Es inadmisible que se intente presionar por un cálculo político la toma de decisiones que sólo competen a las y los veracruzanos, quienes cuentan en el Congreso del Estado con la representación que nuestra democracia les ha conferido”, insistió.