Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Jun .- Ocho días después de la jornada electoral que representó un descalabro para el PRI, con derrotas en siete de 12 estados a manos del PAN, el líder nacional priista Manlio Fabio Beltrones aseguró que el 5 de junio no debe ser visto como una derrota política.
“Esta lucha electoral no debe significar una derrota política”, sentenció el dirigente en conferencia de prensa acompañado por los candidatos que obtuvieron la victoria en Hidalgo y Tlaxcala, Omar Fayad y Marco Antonio Mena.
Beltrones fue cuestionado acerca de si pensaba permanecer en el cargo y respondió que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) atraviesa por un periodo de reflexión.
“No caben las explicaciones simplistas”, dijo.
Por lo pronto, advirtió Beltrones, el PRI defenderá el proyecto de País en el que creen frente a las visiones que enarbolan los grupos de ultraderecha y de ultraizquierda.
“De una vez lo comentamos: a los grupos de ultraderecha radicales o los de ultraizquierda que están buscando unos regresar los privilegios a aquéllos a quienes se deben, y otros que están buscando devolverles a grupos violentos, incluso hasta la educación, que nosotros seguiremos defendiendo el proyecto del País en el que creemos”, planteó.
En medio de cuestionamientos del PRD al triunfo de Marco Antonio Mena en Tlaxcala, Beltrones advirtió que no valdrán alegatos de carácter político que distraigan.
“Sobre todo lo que es nuestro deseo de trabajar en el diseño de lo que serán los nuevos Gobiernos en Tlaxcala, Hidalgo, Oaxaca, Sinaloa y Zacatecas”, aseguró.