CDMX.- Oribe Peralta ya hizo futbol y se alista para reaparecer en el Clásico joven del próximo sábado.
El delantero de las Águilas aprovechó que el América tuvo ayer un encuentro amistoso con el conjunto de la Fuerza Aérea Mexicana, para comenzar a reencontrarse con sus compañeros.
El “Cepillo” sólo jugó los dos primeros juegos del torneo, anotando 3 goles. Después se fue con la Selección Olímpica donde causó baja tras el juego contra Fidji, en el que sufrió una fractura de la nariz.
Ahora está de vuelta, y su regreso es añorado por el técnico “Nacho” Ambriz, quien ha vivido una semana complicada tras la derrota ante las Chivas.
En el encuentro de ayer, el cuadro azulcrema goleó 5-1 a sus rivales de la Fuerza Aérea, y Peralta se despachó con el tercer tanto, luego de un servicio de Silvio Romero.
El “Hermoso” Peralta jugó con una máscara protectora en el rostro, para evitar que pueda tener algún golpe en la nariz que pudiera mandarlo de vuelta al quirófano y se estima que así se mantendrá por las próximas dos jornadas, como una precaución extra.
Osvaldo Martínez fue el encargado de abrir el marcador al minuto 10, destapándose con un cañonazo desde fuera del área.
El segundo tanto corrió a cargo de del defensa Paolo Goltz, quien volvió a sorprender a la zaga visitante al 25′.
El técnico Ambriz realizó varios cambios a fin de darle rotación a todos los jugadores, Goltz volvió a aparecer al 59′, y remató con la cabeza un tiro de esquina, poniendo el 4-1. Cerró la cuenta el canterano Diego Pineda al 90′, quien antes tuvo dos opciones para incrementar el marcador.