Se atiza conflicto en normales, maestros del CRENA realizaron ayer paro de labores. El día de ayer, docentes del Centro Regional de Educación Normal de Aguascalientes (CRENA) estallaron en huelga ante la incertidumbre que se ciñe sobre la dirección del plantel, pues el proceso de asignación de un nuevo director se ha dilatado y suman ya dos meses en los cuales se encuentran bajo la tutela de una encargada, además, denuncian el incumplimiento de un acuerdo establecido para mejorar sus condiciones laborales establecido en junio del año pasado.
Si bien, la huelga se logró conjurar al filo de las 14:00 horas y se acordó reanudar las actividades académicas el día de hoy, esto se logró con el compromiso de que se atenderán sus peticiones, entre las cuales destacan: la asignación de las horas correspondientes a las plazas de los maestros jubilados a quienes tienen jornadas menores, que no se sigan vulnerando las prestaciones a las cuales tienen derecho los docentes, mismas que se han ido limitando en los últimos años y el nombramiento de un coordinador de escuelas normales en la entidad.
Consultado al respecto, uno de los maestros que tomó parte del paro sostuvo que la decisión de emplazar a huelga se tomó desde el pasado lunes entre la plantilla docente, esto, debido a que el acuerdo establecido con antelación con autoridades educativas y la representación sindical no ha sido atendido, pues no ha habido avances en la resolución a fondo de la mayoría de las demandas que fueron presentadas.
En particular, refirió que si bien, ya se designó un coordinador de escuelas normales, no se le otorgaron facultades para realizar acciones e incidir en los procesos formativos, siendo la petición expresa de los maestros del CRENA el desligar sus funciones de las Instituciones Formadoras y Actualizadoras de Docentes (INFAD).
En la mesa de diálogo en la cual se logró el levantamiento de la huelga, la parte sindical se comprometió a cumplir con las demandas establecidas en el acuerdo alcanzado el año pasado; trascendió que los maestros fijaron un plazo para que haya avances concretos en la resolución de sus solicitudes, el cual, de no cumplirse, podría llevar a una nueva suspensión de clases.