Virgilio Sánchez
Agencia Reforma

OAXACA, Oaxaca 13-Jun .- Luego de la detención de líderes magisteriales, maestros realizan bloqueos y protestas en Guerrero, Oaxaca y Chiapas.
Maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizan bloqueos carreteros en 7 puntos de Oaxaca.
En la Ciudad de Oaxaca, los profesores cerraron la carretera federal 190 a la altura del Crucero de Hacienda Blanca y sobre la vía federal 175, en el crucero del aeropuerto.
En la región del Istmo, los docentes obstruyen las carreteras 190, frente al municipio de Zanatepec; 185, en Juchitán y Matías Romero; la vía costera 200 que une a Tehuantepec con Huatulco y en el acceso al Puerto de Salina Cruz.
Los manifestantes en cada uno de estos bloqueos retuvieron camiones de empresa de alimentos y refrescos, los cuales emplean para cerrar los caminos.
La Sección 22 exige la liberación de su líder, Rubén Núñez, y de su secretario de organización, Francisco Villalobos, quienes fueron detenidos este fin de semana acusados de lavado de dinero y robo; así como del resto de maestros que están recluidos por diversos delitos.
También, demandan la instalación de una mesa de negociación a los gobiernos federal y estatal.
Por otra parte, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del Estado de Guerrero (Ceteg) protestan afuera del Poder Judicial estatal para exigir la libertad de sus dirigentes Rubén Núñez y Francisco Villalobos.
El grupo de docentes colocaron mantas en las dos puertas del edificio.
“No podemos permitir que este gobierno siga reprimiendo a nuestro movimiento”, dijo uno de los oradores en el mitin.
Hasta el momento, la protesta se realiza de manera pacífica.
En Chiapas, maestros disidentes realizan diversos bloqueos en varios puntos de Chiapas en demanda de la libertad de los dirigentes detenidos de la Sección 22 de Oaxaca.
Hasta ahora los disidentes se apostaron en vías de Tuxtla Gutiérrez y sobre la carretera costera que comunica hacia Guatemala.
Mientras que un operativo de Policías Federales se desplegó en algunos puntos de la capital chiapaneca.
En tanto el Sistema de Transporte Urbano de Tuxtla Gutiérrez suspendió el servicio de pasaje por la falta de condiciones de seguridad.
El llamado Conejo bus, que recorre las dos rutas de mayor afluencia, dijo en un comunicado que la medida es por las agresiones que ha sufrido la empresa, a la que le han sido retenidas unidades en diversas ocasiones.
La disidencia cumplirá un mes de paro de labores y de mantener un plantón frente al Palacio del Gobierno Estatal en demanda de una mesa de diálogo con el Gobierno de la República.
Con información de Jesús Guerrero y Édgar Hernández