Un policía preventivo del Destacamento “Terán Sur” le salvó la vida a una niña de 3 años, que se cayó de manera accidental de un triciclo y se golpeó el abdomen contra el manubrio, lo que provocó que tuviera problemas para respirar.
Estos hechos se registraron el sábado aproximadamente a las 21:25 horas, en el fraccionamiento Vistas de Oriente.
A la hora señalada, el policía preventivo Roberto Carlos Cano Hernández, del Destacamento “Terán Sur” de la SSPM, realizaba labores de vigilancia en la patrulla que tiene a su cargo, por calles del fraccionamiento Vistas de Oriente.
Es el caso que al desplazarse por la calle Vallarta, repentinamente observó a un hombre que iba corriendo y entre sus brazos llevaba a una niña de 3 años, la cual presentaba serias dificultades para respirar.
Esta persona de nombre Omar Alejandro, interceptó al oficial y le pidió ayuda para su hija.
Le informó que la niña se había caído de un triciclo en el que estaba jugando y se había golpeado con uno de los manubrios en el tórax, por lo que presentaba dificultades para respirar.
Asimismo, agregó que ya había llamado al Servicio de Emergencia 911 y solicitado una ambulancia.
Sin embargo, cuando el policía preventivo detectó el estado crítico en el que ya se encontraba la niña y que la ambulancia no había llegado, de inmediato le pidió al papá que subiera a la patrulla junto con su hija, a fin de trasladarla de inmediato a recibir atención médica al nosocomio más cercano.
Fue en la avenida Siglo XXI Oriente y cruce con la avenida San Gabriel, en el fraccionamiento Ojocaliente III, donde finalmente la patrulla de la SSPM fue interceptada por la ambulancia UE-58 de Bomberos Municipales.
Los paramédicos de inmediato estabilizaron a la niña que presentaba una contusión en el tórax y de inmediato la trasladaron a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio, donde se reportó su estado de salud como estable y fuera de peligro.