El Supremo Tribunal de Justicia en el Estado de Aguascalientes, ratificó la sentencia de más de 23 años de prisión, en contra del pastor de una iglesia protestante que abusó sexualmente de dos hermanas.
La Fiscalía General del Estado informó que una vez que los magistrados del STJ de Aguascalientes, revisaron la apelación contra la sentencia que presentaron los abogados del procesado y analizaron nuevamente todo el proceso penal, determinaron que el juez de la causa aplicó todos los criterios que avalan dicha sentencia.
De esta forma, Gustavo Andrade Puente, de 46 años, pastor de una iglesia protestante, tendrá que cumplir su sentencia de 23 años, 7 meses y 15 días, que le fue dictada por el titular del Juzgado Sexto Penal en fecha 20 de febrero del año 2015.
El ahora sentenciado fue encontrado penalmente responsable de los delitos de abuso sexual y violación, cometido en agravio de dos hermanas de 14 y 17 años.
Gustavo Andrade Puente fue detenido por agentes del Grupo Avante de la Policía Ministerial del Estado, después de descubrirse que mediante engaños y aprovechándose de que era el pastor de una iglesia protestante a la cual acudían familiares de las víctimas, había abusado sexualmente de dos jóvenes hermanas de 14 y 17 años.
Incluso, la jovencita de 17 años confesó a sus papás que ya se había “entregado en cuerpo y alma” a su líder espiritual.
Durante el desarrollo de las investigaciones que se llevaron a cabo en la Agencia del MP Especializada en Delitos Sexuales e Intra-Familiares, se descubrió que la jovencita de 14 años, también había sufrido tocamientos obscenos por parte del pastor religioso.
Posteriormente, agentes del Grupo Avante de la Policía Ministerial del Estado arrestaron al pastor Gustavo Andrade Puente cuando salía de una “casa de oración” ubicada en la calle Primo Verdad de la Zona Centro y se disponía a abordar su camioneta Plymouth, color verde y con placas de circulación del Estado de México.
Al momento de ser detenido, trataba de darse a la fuga ya que se había enterado que lo buscaba la PME.
Durante el interrogatorio al que fue sometido, señaló que efectivamente le hacía tocamientos obscenos a la jovencita de 14 años, con el pretexto de darle unos masajes por un problema de salud que presentaba en la espalda.
Agregó que posteriormente conoció a la hermana de su primera víctima, una jovencita de 17 años, quien le pidió que la asesorara en sus estudios, ya que tenía problemas con algunas materias.
Indicó que comenzó a enamorar a la jovencita y después sostuvieron relaciones sexuales en varias ocasiones, tanto en la oficina de su “casa de oración” como en algunos hoteles de la ciudad.
Cabe destacar. que en ese entonces, el pastor Gustavo Andrade Puente fue arraigado 30 días por la PGJE y durante el desarrollo de las investigaciones, se le aseguró un teléfono celular donde tenía fotos de la jovencita de 17 años semi desnuda.