Con más de 15 asuntos reportados en Aguascalientes en el último trimestre, el SAT se extralimita en sus facultades al cancelar el certificado de sello digital de los contribuyentes, cuya acción detiene totalmente las operaciones productivas y comerciales de las personas físicas o morales, denunció ayer el delegado de la Prodecon, José Antonio Guerra Caparrós.

Explicó que el certificado de sello digital es el instrumento que permite a los contribuyentes emitir sus facturas electrónicas, mejor conocido como CFDI (comprobante fiscal digital por internet), si no se cuenta con él, tampoco pueden validar sus facturas ante la autoridad hacendaria y comprobar que opera en la formalidad.

De modo reciente, indicó que los contribuyentes han reportado a la Prodecon la cancelación de este certificado a razón de algún adeudo fiscal, por la no presentación de alguna declaración o porque el SAT considera que el domicilio fiscal reportado por el contribuyente, no lo es.

De hecho, el SAT emprendió un programa de revisión de domicilios fiscales y acude a ellos para verificar si son buenos y si verdaderamente existen, cuya autoridad impone determinadas características a los domicilios fiscales y si no se cumplen los rechaza y les cancela el certificado de sello digital, evidenciando que no entiende la operación particular de cada empresa y contribuyente.

Para resolver estos abusos, dijo que la Prodecon ayuda a los contribuyentes a presentar una aclaración en el portal del SAT, que deberá ser resuelta en los siguientes tres días y si va a favor del causante ya podría volver a solicitar su certificado de sello digital que le permitirá operar productiva y comercialmente al emitir facturas.

También, la Prodecon abrió un canal directo con las autoridades del SAT que realizan la cancelación de los sellos digitales y poder reactivarlos lo más pronto posible.

Hasta hace dos años, el SAT podía embargar bienes como las cuentas bancarias bajo determinados supuestos previo a la determinación de un crédito fiscal, sin embargo, ahora ya no puede hacerlo, motivo por el cual procede a la cancelación del sello digital, como medio de presión que es “peor” al procedimiento anterior.

El funcionario aclaró que es legal la actuación del SAT al cancelar este sello al identificar simulaciones u operaciones incorrectas de los contribuyentes, sin embargo, la Prodecon en Aguascalientes ha detectado que se extralimita en sus facultades.

Entre las conductas que favorecen la cancelación del sello digital se encuentran: cuando la autoridad detecte que en un mismo ejercicio el contribuyente no presentó tres declaraciones seguidas o seis no consecutivas previo requerimiento. Cuando vaya a cobrarle un crédito fiscal, el contribuyente no se localice o desaparezca.

Agregó que otras conductas se refieren a las facultades de comprobación como la visita domiciliaria, la revisión de gabinete o las revisiones electrónicas, donde el contribuyente no se localice o desaparezca o utilice un CFDI por operaciones inexistentes o simuladas.

Derivado de las reformas fiscales 2014, se han implementado nuevos mecanismos de fiscalización de los contribuyentes, las revisiones electrónicas y medios de control para que no se escapen de la visión de la autoridad fiscal, y una de ellas se imprimió en el artículo 17 H fracción X del Código fiscal de la federación referente a que el fisco puede cancelar el certificado de sello fiscal.