El diputado Leonardo Montañez Castro, vía Oficialía de Partes, presentó tres iniciativas de reformas; una para actualizar en diversos ordenamientos la denominación de la Fiscalía del Estado, así como las referencias al Código de Procedimientos Penales, que ahora será el Nacional; una más para que se otorguen actas de nacimiento y matrimonio gratuitas a quienes demanden la dotación de alimentos, así como una más para facilitar los trámites de custodia compartida de menores.
Sobre la propuesta para modificar la fracción I del artículo 572 del Código de Procedimientos Civiles del Estado, dijo que la finalidad es que las actas de nacimiento sean gratuitas.
Expuso que “hemos sido testigos de la dificultad que representa para muchas personas erogar gastos que vayan más allá de cubrir en cierta medida las necesidades básicas, representándoles una erogación importante el pagar por atestados del Registro Civil para acompañar su solicitud de alimentos, ya que los pocos recursos con que cuentan los utilizan para aspectos urgentes o prioritarios, como lo son la atención médica y la comida”.
Dijo que los atestados del Registro Civil que acrediten el vínculo de parentesco entre el acreedor y el deudor, así como los documentos que acrediten su legitimación para solicitar alimentos. Tratándose de la comparecencia, el responsable de recibirla entregará al solicitante un formato oficial indicando los atestados del Registro Civil, actas de nacimiento y/o matrimonio requeridas, lo cual deberá presentar en el Registro Civil, a efecto de que en un plazo no mayor a dos horas le sean expedidos de forma gratuita, y puedan ser acompañados a su escrito.
Asimismo, señaló que para determinar la procedencia de la guarda y custodia compartida, los juzgadores deben considerar las circunstancias particulares del caso, tomando en cuenta sus factores propios y las pruebas desahogadas, para pronunciarse respecto de la posibilidad de que los hijos permanezcan bajo esa figura de manera plena e ilimitada con ambos padres, pues ésta no constituye una regla general, sino una forma de la custodia; lo que puede ser factible cuando ambos padres mantienen una alta autoestima, flexibilidad, y apertura al apoyo y ayuda mutua a favor de los hijos, independientemente del divorcio y sus causas, es decir, que los sentimientos de frustración, enojo, venganza, falta de apoyo y desesperanza no se presentan o son superados con ayuda multidisciplinaria a corto plazo, y no representen una amenaza para la convivencia y desarrollo de los menores con alguno de los padres.