Claudia Salazar y Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 15-Abr .- Los diputados quieren circular a diario… a costa del dinero de los mexicanos.
Para ello pretenden arrendar autos eléctricos o híbridos, aunque hay posturas encontradas entre el PRI y el PAN para elegir el modelo que será el favorecido para rentarlo con cargo al presupuesto de la Cámara baja.
La fracción tricolor promueve el modelo Toyota Prius, un híbrido que combina motores eléctrico y de combustión, pero la bancada panista se inclina por unidades eléctricas, como el modelo Nissan Leaf, que recién estrenó el coordinador Marko Cortés.
Lo que sí no están dispuestos es a dejar sus coches y usar transporte público.
“Los legisladores, las comisiones sobre todo, deben moverse por diversos rumbos, con oportunidad y celeridad”, justificó la diputada priista Nancy Sánchez.
Cortés, estuvo de acuerdo en diminuir el uso del automóvil e incluso utilizar el transporte público, pero precisó que esto tendrá que ser gradual.