Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 5-Sep.- El senador perredista Armando Ríos Piter impulsa una iniciativa para duplicar el impuesto a las bebidas azucaradas en el paquete fiscal 2017.
“La intención es de que en este paquete fiscal alcancemos, como nos lo planteamos desde hace tres años, 2 pesos por litro de (impuesto al) refresco”, dijo ayer en conferencia de prensa.
Acompañado por Mauricio Ávila, director del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y Alejandro Calvillo, representante de la Alianza por la Salud Alimentaria, Ríos Piter destacó que el consumo de bebidas con alto contenido calórico está relacionado con la epidemia de obesidad y diabetes.
Según el INSP, el impuesto a las bebidas azucaradas reducirá la obesidad entre 2.5 y 6.3 por ciento en una década.
En cuando a la diabetes, se calcula que se prevengan entre 92 mil y 173 mil casos en 20 años, como resultado del impuesto.
Al respecto, la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas rechazó que las bebidas azucaradas sean detonantes de esos males crónicos en el país.
“Las enfermedades cardiovasculares, así como el sobrepeso, la obesidad y la diabetes, son un problema complejo y multifactorial cuya solución requiere del esfuerzo colectivo de todos los involucrados”, expuso.