CDMX.- Érick Torres no se espanta ante el doble reto que tiene en Cruz Azul.
El “Cubo” aseguró en su presentación con La Máquina, que está listo para terminar la sequía de goles que le aqueja, pues no ha marcado en el último año y medio, además de convencer para quedarse más allá de los seis meses que dura el préstamo del Dynamo de Houston.
“Para nadie es un secreto que quizás no me fue del todo bien en el Dynamo de Houston, no es algo que se pueda esconder, pero creo que esto es una oportunidad muy grande para hacer las cosas bien”, reconoció.
“Volver a demostrar la calidad que tengo, la calidad que demostré en los primeros años que estuve en Chivas, en Chivas USA que también pude hacer varios goles, es una oportunidad muy grande, es un equipo histórico, un equipo de mucha jerarquía”.
El “Cubo”, quien fue presentado por Eduardo de la Torre, director deportivo celeste; desea ganarse la titularidad aunque enfrente tenga a delanteros de calidad, como Jorge Benítez, Jonatan Cristaldo y Joffre Guerrón.
“Vengo a competir, a trabajar, para ganarme la confianza del profe Boy y trabajar todos los días a tope, si hacemos las cosas bien, sin duda encontraré la recompensa dentro del terreno de juego”, apuntó.
Torres, que usará el 29, ansía mostrarse el próximo sábado ante América, un compromiso que sabe cómo jugar tras haber sido canterano en Chivas.
“Es un partido muy importante para Cruz Azul, para la institución, y espero aportar, ayudar al equipo. Es un Clásico y yo sé cómo se deben de jugar ese tipo de partidos, no es algo que me asuste o algo nuevo para mí, ahora me toca con Cruz Azul”, agregó. (Félix Zapata/Agencia Reforma)