Gregorio Macías Moreno, delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), recordó a los trabajadores y empleadores que el próximo 31 de mayo vence el plazo para que las empresas registradas ante Hacienda como personas morales otorguen el pago por reparto de utilidades, mientras que los patrones en condición de personas físicas, tienen hasta el 30 de junio para hacer lo propio.

Manifestó que de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, aquel trabajador que no reciba esta prestación, tiene como plazo un año, a partir del día siguiente a la fecha límite establecida, para reclamar este derecho constitucional a recibir una parte de las ganancias obtenidas por su empresa, las cuales son derivadas de las actividades productivas o los servicios que ofrece en el mercado.

Gregorio Macías apuntó que entre las empresas obligadas a repartir utilidades se encuentran las que se fusionen, traspasen o cambien su nombre o razón social; las que tengan varias plantas de producción o distribución de bienes o servicios, así como diversos establecimientos o sucursales, cuyos ingresos se acumulen en una sola declaración para efectos del pago del Impuesto Sobre la Renta.

Por el contrario, están exentas las empresas cuyo ingreso anual declarado al Impuesto Sobre la Renta no supere los 300 mil pesos, las empresas de nueva creación durante el primer año de funcionamiento, las de nueva creación dedicadas a la elaboración de un producto nuevo durante los dos primeros años de funcionamiento, las instituciones de asistencia privada reconocidas por las leyes que con bienes de propiedad particular ejecuten actos con fines humanitarios de asistencia, sin propósitos de lucro y sin designar individualmente a los beneficiarios.

Finalmente, el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social señaló que cualquier queja o denuncia al respecto debe presentarse ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, la cual brinda asesoría y asistencia legal.