Entre los mexicanos y los quebequenses hay cercanía gracias a las semejanzas de la lengua y la cultura latina, considera la Ministra de Relaciones Internacionales y Francofonía del Gobierno de Quebec, Christine St-Pierre.
“Creo que a nivel cultural, los mexicanos van a encontrar en Quebec muchas semejanzas con respecto a las diferentes expresiones artísticas”, destacó el miércoles en entrevista con Grupo REFORMA.
Museos, danza, música y literatura, han servido como puntos de contacto y son motivo para viajar. Apenas en 2016, México participó como el País invitado en la Feria del Libro de Montreal y, adelantó la ministra, la compañía de danza de Marie Chouinard estará en la edición 2018 del Festival de Mayo en Guadalajara.
Para inspirar a conocer algo de su provincia -que por cierto celebra su día nacional el próximo 24 de junio- St-Pierre compartió sus cinco destinos imperdibles para visitar en Quebec, sin olvidarse probar la miel de maple y el “poutine”, clave de la comida rápida quebequense, elaborado a base de papas fritas y queso bañado con gravy.

Quebec
La capital de la provincia data de principios del siglo 17, cuando el territorio aún era una colonia francesa y el territorio era llamado La Nueva Francia.
“Es muy interesante desde el punto de vista histórico”, comenta St-Pierre.
Por su bien conservada muralla, iglesias, conventos y otros monumentos, entre ellos el castillo Frontenac, el distrito histórico del antiguo Quebec forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Montreal
Situada a 250 kilómetros al oeste de Quebec, este 2017 celebra sus 375 años de fundación.
“Es una ciudad muy moderna, muy dinámica y hay un magnífico barrio de los espectáculos (Quartier des spectacles) con una casa sinfónica, salas de espectáculos, una sala de jazz, un museo de arte contemporáneo y también una nueva construcción que se va a llamar la Casa de la Danza”, destaca la ministra.
Otra razón para visitarla son sus festivales, entre ellos el Festival Internacional de Jazz de Montreal, que este año será del 28 de junio al 8 de julio.

Oratorio de San José
También en Montreal, justo en el parque Mount Royal, este sitio es de gran importancia para el turismo religioso en Quebec.
“Se trata de una construcción que fue realizada por un simple fraile (el hermano Andrés) que tenía una visión excepcional de lo que podría ser una iglesia”, subraya la ministra.
Fue fundado en 1904 y representa el santuario más grande e importante del mundo dedicado a San José y es también un lugar de peregrinación.

Península de la Gaspecia
Una zona ideal para realizar un recorrido en coche durante varios días. Ubicada al este de la ciudad de Quebec, en el estuario del río San Lorenzo, es un gran destino para hacer ciclismo, avistar ballenas y visitar parques.
“Los paisajes te dejarán sin aliento”, apunta la representante.

Naturaleza
La provincia propone algo qué hacer durante todo el año y algunos resorts de esquí tienen actividades no sólo en invierno. Entre ellos está Mont Tremblant, situado al noroeste de Montreal, que convoca a viajeros de todo el mundo para admirar los colores del follaje otoñal y disfritar de caminatas o pasesos en bicicleta. Los días de nieve aquí se practica patinaje sobre hielo, esquí alpino y esquí de fondo. Los recorridos en motonieve también son altamente recomendables, pues hay pistas muy bien acondicionadas.