Apremiante que Pemex introduzca en las estaciones de servicio la venta de diésel ultrabajo en azufre para contrarrestar la contaminación ambiental. Roberto Díaz Ruiz, presidente estatal de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), afirmó que los problemas de mala calidad del aire que afectan actualmente a la Ciudad de México, se podrían extender a otras regiones del país si no se introduce combustible que emita menos contaminantes.

Indicó que aunque los transportistas de carga, turísticos e incluso particulares realicen esfuerzos por renovar el padrón vehicular, será difícil reducir las partículas contaminantes que los automotores emitan a la atmósfera si continúan utilizando diésel de baja calidad.

Díaz Ruiz señaló que para competir con las gasolineras ubicadas en los Estados Unidos, Pemex ha introducido el diésel ultrabajo en azufre en las estaciones de servicio ubicadas en la frontera norte, pero para evitar que se agraven los problemas ambientales que actualmente se presentan en diferentes regiones del país, es necesario que su consumo se extienda a todo el territorio nacional.

Al respecto, comentó: “el diésel altamente desulfurado, como es el diésel uba, tiene menos de 15 unidades por millón de azufre, mientras que el diésel que se vende en la mayor parte del país, que es el normal, trae hasta 350 partículas por millón de azufre, entonces desde ahí debería de ser un buen momento, una buena estrategia para bajar los índices de contaminantes en la atmósfera”.

Finalmente, el presidente estatal de la Canacar subrayó que si la nueva política gubernamental es pagar por litro de combustible lo que cueste, lo que ha implicado un alza cercana al 20% en diésel y gasolina el presente año, el consumidor también está en su derecho de exigir combustible de calidad, pues el que se ofrece actualmente es común y corriente.