Que no se olvide mi legado: Oliver Stone

TORONTO, Canadá.- En la víspera de su cumpleaños número 70, Oliver Stone, el multilaureado, controversial y políticamente incorrecto director de cine, lo único que ansía es que no se olvide su legado.
“No pienso en los cumpleaños ni celebro años de vida de la forma de tradicional, yo celebro logros, me gusta pensar que lo que he hecho con mi familia trasciende ahí, en mi familia y con mis seres queridos.
“Y sobre todo, lo que quiero es que no se olviden de mi legado, de lo que yo aporté: mi trabajo. Antes me preocupaba por muchas cosas, hoy me ocupo de ofrecer temas que me interesan y quiero que se queden en la memoria de la gente, de una o de un millón, pero que no lo olviden”, cuenta Stone en entrevista.
Durante la promoción de su nueva película, Snowden, en el Festival de Cine de Toronto, el también escritor y productor neoyorquino, nacido el 15 de septiembre de 1946, externó su deseo de continuar contando historias de interés social.
“He hablado de política, de condición humana y sobre todo, de cómo se mueven las grandes esferas de poder de nuestra sociedad.
“Hay cosas muy buenas y cosas terriblemente malas. No soy periodista, lo sé, pero mi trabajo es contar historias y eso es lo que estoy sembrando. ¿Mi mayor orgullo? El interés de las nuevas generaciones por lo que he hecho”, expresó.
Conocido por largometrajes como JFK, Nacido el 4 de Julio y Pelotón, el ocho veces nominado al Oscar, y ganador de tres, resaltó el papel de las redes sociales hoy en día, tanto para la sociedad como para los directores y actores, y el gremio de la industria en general.
“Sin estas formas de comunicación, gente interesante no tendría foros, y el ejemplo claro es Edward Joseph Snowden, quien encontró en la internet una forma de dar a conocer información que era ultra secreta y veamos lo que sucedió”.
Oliver Stone, quien ha trabajado con iconos de Hollywood como Michael Douglas, Tom Cruise, Anthony Hopkins y Robert Downey Jr., aseguró que jamás ha pensado en dejar de contar historias sociopolíticas.
“Además, en mis películas aprendo mucho de los actores, no tengo un ideal, pero cuando hago un rodaje aprendo de ellos, no me cierro a sus opciones ni a sus planteamientos. He disfrutado a todos y cada uno de ellos”.
Stone comentó que parte de su aprendizaje como ser humano y director lo integró a los textos que dan vida a su libro “The Oliver Stone Experience”, el cual acaba de salir a la venta en EU esta semana. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)