Que no quede huella

CIUDAD DE MÉXICO.- Dicen que es de humanos equivocarse y J Balvin tiene el valor de aceptar que lo que le decía su madre era verdad: que se arrepentiría de tatuar su cuerpo y ese día llegó.
El cantante de música urbana de 30 años inició un tratamiento de láser para borrar la tinta de su cuerpo.
Lo que el colombiano no especificó es cuántos de los más de 30 tatuajes que tiene se va a borrar.
El coach de “La Voz… México” compartió un video en Instagram en el que deja en claro que el tratamiento es bastante doloroso, pero vale la pena.
“Mi mamá me dijo que me iba a arrepentir algún día de los tatuajes y creo que tenía razón”, dijo el intérprete de “Ginza”.
“Me hice un tratamiento láser hoy (ayer), aunque ha dolido mucho, vale la pena”.
Según datos encontrados en internet, J Balvin tiene más de 30 tatuajes en sus brazos, piernas, espalda y cuello.
“Acá estoy todavía muy quemado, pero voy bien… muy doloroso…. para esa gente que se está haciendo este tratamiento saben que eso duele demasiado”.
La gran motivación que lo ha hecho aguantarse “como los machos” es que tiene la esperanza que “quedará como nuevo”.
“Voy a volver a quedar como cuando estaba niño”. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)