Refugio Eudave Ortiz, presidente de la agrupación Taxistas Revolucionarios, indicó que la disminución en el precio de la gasolina en aproximadamente 40 centavos, misma que se hizo efectiva a partir de enero de este año, no ha sido suficiente para sanear los bolsillos de los trabajadores del volante, ya que el precio del combustible se incrementó siete pesos en los últimos cinco años.
Por lo anterior –dijo– no se debe seguir posponiendo el aumento en las tarifas, el cual se debe de concretar este mismo año, y de ser posible, antes de que inicie la Feria de San Marcos, para lo cual autoridades estatales y asociaciones de taxistas deben entablar una mesa de negociación con la finalidad de analizar y acordar la proporción de incremento que sea pertinente autorizar en lo referente al banderazo y el importe que se cobra en relación al tiempo y distancia transcurrida.
En este sentido, Refugio Eudave recordó que con anterioridad se le prometió al gremio que una vez concluido y presentado el Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable (PIMUS) se le daría a los taxistas una respuesta sobre sus peticiones de un ajuste en las tarifas, motivo por el cual están a la espera del llamado de la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (SEGUOT) para sostener una reunión con la finalidad de concretar un acuerdo en este sentido.
Sostuvo que el gremio se mantiene firme en esta petición, pues el hecho de que en los últimos años el precio de la gasolina haya subido más de siete pesos por litro sin el correspondiente ajuste en las tarifas ha descapitalizado a los trabajadores del volante, pues ello les ha restado ganancias a quienes trabajan los taxis.
Por último, el presidente de Taxistas Revolucionarios comentó que también se han incrementado los precios de las baterías, llantas, refacciones y vehículos, y a pesar de ello han tenido la disposición de renovar sus unidades para dignificar el servicio, por lo cual consideró que merecen el aumento.