GUADALAJARA.- Alejandro Fernández es juguetón, aventurero y muy arriesgado… y de nuevo tuvieron que operarlo.
No fue un accidente automovilístico ni sufrió una caída esquiando, como le ha ocurrido en otras ocasiones, ahora su pierna fue lesionada por uno de sus perros, por ello está en casa, descansando y en reposo absoluto.
Esto originó que pospusiera la presentación que tenía esta noche en Torreón, Coahuila, y la recorriera al domingo, para no quedarle mal a sus seguidores. Pero los regios no deben preocuparse porque quedarán igual sus conciertos de este viernes y sábado en Monterrey.
“Estoy en reposo total y recuperándome en casa, seguiré todas las indicaciones para poder compartir con mi público a la brevedad. Como siempre gracias por todas sus oraciones, su comprensión y apoyo”, expresó Alejandro Fernández en un comunicado.
Después de estos recitales, el intérprete de “Como Quien Pierde una Estrella” continuará con su “Confidencias World Tour” el 3 de junio en Cancún, al día siguiente en Mérida y el 11 en Punta Cana. (Daniel Garibay/Agencia Reforma)