Fernando López Gutiérrez

ferlog14@gmail.com

@ferlog14

Hace pocos días, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) publicó en su cuenta oficial del Facebook un vídeo en el cual, su presidente, Manlio Fabio Beltrones, presenta una iniciativa denominada Internet para Todos. No obstante que dicho vídeo tiene el objetivo de explicar la iniciativa en cuestión, la información que en éste se proporciona al respecto es mínima.

Beltrones habla de la importancia que Internet tiene para el desarrollo de nuestra sociedad y del rezago que México experimenta en dicho rubro; se refiere a los objetivos establecidos en la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones —aprobada en 2013—; señala que se encuentran pendientes de concretar diversos aspectos para su acatamiento; e invita a la población a participar con propuestas y respaldar Internet para Todos. En cuanto al contenido y finalidad de la iniciativa, se menciona solamente que es necesario hacer cumplir lo aprobado sobre el tema en la Constitución y que “el PRI llevará a cabo distintas acciones para exigir a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y al Instituto Federal de Telecomunicaciones, como también a las empresas que prestan este servicio, el cumplimiento de la ley.”[1]

Tomando en cuenta lo anterior y considerando que no existe publicado ningún documento al respecto en la página oficial del PRI, es posible afirmar que Internet para Todos no es aún una iniciativa y que se desconocen los alcances que pueda tener en el marco de atribuciones que un partido político posee para incidir en el desarrollo de políticas públicas. Por ahora se trata de una consulta que el PRI hace a la ciudadanía, para integrar un documento con propuestas diversas, dirigidas a garantizar el acceso a Internet de todos los mexicanos y exigirle al Estado el cumplimiento de lo establecido en la materia en el texto constitucional.

Sorprende la firmeza con la cual el presidente del PRI se refiere al incumplimiento de los objetivos de la reforma en telecomunicaciones por parte de las autoridades. La presentación de la iniciativa representa la aceptación de las limitaciones del gobierno federal para garantizar “el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet” establecidos en el artículo 4 constitucional. También es la afirmación de que el PRI puede realmente llevar a cabo acciones que permitan contribuir con dicho mandato.

Lejos del discurso y la promoción mediática, la realidad es que pocas son las posibilidades reales de que una iniciativa como Internet para Todos pueda aportar elementos adicionales a los existentes para el cierre de la brecha digital. La respuesta a este importante reto se encuentra lejos de la política y en el marco de una relación público privada en la que las empresas compitan con libertad y sean reguladas mediante normas que no limite sus capacidades y permitan su desempeño óptimo.

[1]Partido Revolucionario Institucional. PRIOficialTV. “Internet para Todos.” Consultado el 13 de marzo de 2016 en: https://www.youtube.com/watch?v=EdTkHMUQmEo