¿Qué es la reputación online?

Itzel Vargas Rodríguez

Bien dicen los consejos más antiguos sobre las primeras entrevistas de trabajo que “la primera impresión es la que cuenta” y que por tanto, hay que trabajar para motivar una buena percepción.

Algo parecido ocurre ahora con el uso de tantas páginas web, redes sociales y plataformas. El internet se ha vuelto una herramienta necesarísima para el ser humano, que hay que entender que ya se viven dos vidas simultáneamente: la vida online, y la vida offline. Es decir, la vida vivida cuando se está conectado al internet y las redes sociales, y aquella en la que convivimos cotidianamente.

Y en ambas es importante cuidar la reputación.

¿Qué es, pues, la reputación online? Es un término muy reciente que se ha acuñado para referirse a la percepción o reflejo tanto de una marca como de una persona en Internet.

Si pensamos rápidamente en cómo se construye una buena reputación personal, podremos empezar a enumerar una serie de adjetivos relacionados al trabajo bien hecho, al cuidado de la imagen, al correcto uso del lenguaje al hablar y también, a tratar de ser empático con las personas.

Entonces, ¿cómo se construye una reputación online? He ahí el meollo del asunto.

No es un asunto sencillo y cada vez es más necesario. Para quien siga pensando que se utilizan las redes sociales como forma de presumir vida, fiestas y excesos, habrá que decirle que hay que pensar dos veces antes de subir cualquier cosa al internet y las redes sociales, porque lo primero que hacen los reclutadores de las empresas actualmente, es primero “googlear” a la persona y buscarla en Facebook, verificar las fotos y comentarios de los estados, y con base en eso, juzgar quién es.

El otro asunto (por cierto, bastante delicado) es que actualmente es muy fácil hackear en las plataformas por internet casi cualquier cosa, y sin pecar de paranoicos, hay que tomar en cuenta que literalmente cualquier cosa que se sube, puede llegar a parar a las manos de quien menos se imagina.

Así que tanto como por un asunto de construcción de marca propia en internet, de cuidado de imagen, como por un asunto de seguridad personal, es necesario entender, que construirse una reputación online es algo ya primordial.

Para ello, es muy importante preguntarse si subir tal o cual foto, o colocar tal o cual mensaje, me sirve o realmente me perjudica. Imprescindible es, pues, preguntarse: ¿Qué quiero plasmar? ¿Para qué lo quiero publicar? Lo que pienso poner ¿le afectará a alguien?, ¿qué reacciones podría causar? Y después de ello, una breve reflexión: ¿Me perjudica o me beneficia? Si hay más puntos negativos que positivos, tenemos la respuesta indicada. En la actualidad puede que resulte a veces más benéfico no subir ni publicar nada, a hacerlo.

La construcción de una reputación online requiere planeación, una directriz a seguir, una finalidad que alcanzar, un cuidado del mensaje y la imagen impecables. Y es que así como es fácil publicar algo ahora, así de fácil es mellar nuestra marca personal. Y en la vida real, como en las instituciones, la política y ahora el internet y las redes sociales, reconstruir una reputación maltrecha, es un proceso complicado. Pero en eso, abundaremos en otra ocasión.

Por lo pronto verifique lo que publica. Ya llegó el tiempo del cuidado de la imagen personal en internet.

itzelvargasrdz@gmail.com / @itzelvargasrdz