En el Partido Acción Nacional (PAN), no estamos en contra del fuero, por el contrario, nos manifestamos a favor de eliminar este tipo de prerrogativas a todo funcionario y representante popular que abuse de su cargo, sin embargo, estas discusiones deben hacerse con un debate serio y sin prisas.

Con esas palabras, el presidente del PAN, Paulo Martínez López, se refirió a dicho asunto que ayer fue discutido en el Pleno del Congreso local y mismo que no fue aprobado ante la falta de consenso, pues el proceso legislativo de dicha iniciativa, desde el comienzo estuvo plagado de múltiples irregularidades y de un desaseo político.

“No estamos en contra, únicamente nos abstuvimos de votar el tema porque creemos que le falta mayor debate; más análisis y sobre todo que se tome en cuenta la opinión de los actores que gozan de este tipo de prebendas”, expresó tajante.

Así mismo, refirió que en su momento el PAN hará su propia iniciativa pero con argumentos que la sustenten, es decir, con mesas de trabajo, encuestas, foros de consulta, sin revanchas, ni odio político.

“Lorena Martínez está detrás de todo esto, manipuló y presionó a los diputados del PRI-Verde para sacar adelante el dictamen, pero no se puede legislar con el hígado tras una derrota electoral, eso es legislar al vapor”.

El dirigente panista consideró también que en razón de la trascendencia del asunto, es sensato esperar a ver cómo procede el desafuero en estados como Jalisco, pues pudieran generarse juicios de inconstitucionalidad ante posibles lagunas en leyes federales.

Por ello, concluyó que es indispensable discutir el desafuero con la opinión de los implicados, alcaldes, regidores, magistrados, todos los partidos políticos e incluso el ombudsman. “No es un tema menor, es un tema que requiere de mucha responsabilidad, con el debido proceso y la técnica legislativa”.