El presidente del Centro Bancario de Aguascalientes, Luis Miguel Torres Mirón, desmintió ayer una presunta aplicación de multas económicas equivalente a un medio salario mínimo para las personas que utilicen celulares, aparatos electrónicos y audífonos al interior de las instituciones bancarias, tal y como se anda difundiendo en redes sociales.

Sin embargo, el dirigente local de la banca señaló que sí existe la disposición institucional, desde hace varios años, donde por cuestiones de prevención y seguridad de los clientes y los bancos se prohíbe el uso de celulares, gorras y lentes oscuros al interior de las sucursales.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario bancario llamó a la población a no dejarse sorprender ni asustar por mensajes sin sentido y que incluso emplean términos muy complicados y falsos, al decir que iniciará la operatividad de los comparendos efectivos en las entidades bancarias, que implica la aplicación de multas, las cuales se hacen efectivas con las cámaras de los bancos.

Agregó que las instituciones bancarias no están facultadas para cobrar por medidas de ese tipo, “no se le puede imponer una multa de 40 ó 50 pesos a una persona que traiga gorra, lentes oscuros o celulares, si bien si se les solicita que se los quiten o guarden mientras se encuentran en estas instalaciones”.

Desde hace diez años, las instituciones bancarias de todo el país practican la recomendación de la Comisión Nacional Bancaria y Valores a fin de generar seguridad para los clientes y los bancos, por ello se prohíbe el uso de gorras, lentes oscuros y celulares dentro de las sucursales.

Se genera confianza cuando se pueden observar las caras de las personas y la prohibición de los celulares es para reducir los riesgos de asaltos o de cualquier otra situación, indicó.

Torres Mirón mencionó que a lo largo de los años, los clientes han respetado esta prohibición y si por alguna razón entran usando alguno de esos artículos, el Ejecutivo bancario les pide guardarlos o quitárselos, según sea el caso, normalmente acceden amablemente y en caso de negárselo, en situaciones extremas se les pide retirarse de la sucursal.

Por último, dijo que este tema se encuentra perfectamente señalizado en cada banco, incluso se ha instalado un pizarrón con los rostros de personas que han tenido un incidente con algún banco, y se les pide tener precaución para no recibirlas y avisar a las autoridades.