Durante las noches y madrugadas del viernes y sábado, se llevaron a cabo operativos disuasivos por parte de la Policía Estatal, los cuales abarcaron varias colonias y fraccionamientos de la ciudad de Aguascalientes.
Este operativo también se extendió hasta los municipios de San Francisco de los Romo, Jesús María, Pabellón de Arteaga y Rincón de Romos, donde se ha reforzado la seguridad.
Un numeroso grupo de policías estatales y apoyados por agentes del Mando Único y policías preventivos de San Francisco de los Romo, Pabellón de Arteaga, Jesús María y Rincón de Romos, realizaron recorridos de vigilancia en áreas urbanas como rurales.
Lo mismo sucedió en la ciudad de Aguascalientes, donde se realizaron recorridos en la Zona Centro y en 18 colonias y fraccionamientos que son considerados como “puntos rojos”.
Se hicieron recorridos en las avenidas Universidad, Luis Donaldo Colosio, López Mateos y Héroe de Nacozari, donde se colocaron retenes aleatorios para detectar vehículos con reporte de robo o personas armadas.
Finalmente, se hicieron revisiones en varios antros, bares y cantinas ubicados en la llamada Zona Dorada de la ciudad, así como en el área de la Feria Nacional de San Marcos.