CIUDAD DE MÉXICO 30-Ago .- A punto de cerrar el mercado de fichajes veraniego, Guadalajara y Tigres lo reventaron.
La llegada del delantero Alan Pulido a las Chivas significó el desembolso más alto por un jugador para el mercado mexicano, al estimarse en 17 millones de dólares por 5 años, mientras que el conjunto de Nuevo León está muy cerca de cerrar la llegada del francés Andy Delort, por el cual pagarían al Caen de la Ligue alrededor de 5 millones de billetes verdes.
La negociación por Pulido, quien jugaba en el OIympiacos griego pero en México la propiedad la ejercía el club Tigres, implicaría un pago de 10.5 millones de dólares por los derechos federativos al club felino y 6.5 al helénico para romper el contrato que tenía con el atacante.
Pulido superó así las recientes adquisiciones de América, cuando fichó a Oribe Peralta por 10 millones; Chivas, que por 8 millones de dólares adquirió a Carlos Peña para el Clausura pasado, y Tigres, que también por 8 millones de la moneda estadounidense se hizo de los servicios de Jürgen Damm. Casualmente, los dos últimos clubes vuelven a abrir su chequera.
En el renglón de extranjeros, lo más reciente en cuestión de fichajes de alto costo fue la operación por el colombiano Carlos Darwin Quintero, en la cual América saldó 11.7 millones de dólares a Santos Laguna.
Según Transfermarkt, el valor actual de Delort en el mercado es de 5.5 millones de euros, es decir 6.1 millones de dólares, pero una fuente cercana a las negociaciones contó a CANCHA que la transacción rondaría los 5 millones de la moneda estadounidense.
Delort no superaría así lo que se ha pagado a últimas fechas por otros elementos extranjeros, como Christian Benítez, por el que América desembolsó 10 mdd, o Ismael Sosa, por el que Tigres pagó casi 8.
Con Pulido y su pase a Chivas, el periodo de fichajes alcanzó un cierre explosivo y millonario.