CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- A Raúl Gutiérrez, quien se ha convertido en un hombre experimentado en el trabajo con futbolistas jóvenes, le gustaría que las reglas fueran distintas, que cobijaran al jugador mexicano.
Quisiera que se permitiera un menos número de extranjeros en los equipos de la Liga MX. Lejos de eso, los profesionales del balompié locales se tienen que topar con la regla 10-8, que avala una contratación sin límite de foráneos y podrían jugar hasta 20 en un mismo partido.
“Una mejor regulación de eso, le vendría bien a todos. Siempre ha sido circunstancia contar con extranjeros. Para un desarrollo propio, debería de haber una reducción, sobre todo porque talento hay”, aconseja el “Potro” en entrevista con EL UNIVERSAL.
El seleccionador olímpico agrega que el presente reglamento que no pone límite a los extranjeros puede llegar a impactar a los equipos nacionales con límite de edad.