La intención de construir un megafraccionamiento de casi diez mil viviendas al sur del municipio de Aguascalientes, pone en riesgo a la reserva natural más importante de la cabecera capital, alertó el Grupo Ciudadano en Defensa del Bosque de Cobos.
Elizabeth Viveros Quiroz mencionó la preocupación de que la zona ya comience a verse impactada, antes de que el proyecto presentado a la delegación de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales haya sido aprobado.
Asimismo, subrayó que la zona que pretende impactarse es reconocida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia como un sitio de enorme valor por los hallazgos paleontológicos, arqueológicos, e históricos.
Señaló que se ha detectado el bloqueo a un camino que funciona como servidumbre de paso, como un primer paso para evitar que las personas transiten en torno al predio estimado en cerca de 100 hectáreas.
Manifestó que la cuenca hidrológica del Arroyo Parga Los Cobos es la superficie más extensa con la que se cuenta en Aguascalientes, con los servicios ambientales que ofrece mediante su extenso bosque de mezquites, los cuales permiten la infiltración del agua al subsuelo para la recuperación de los mantos acuíferos.
Detalló que la zona en cuestión fue adquirida como una reserva para crecimiento habitacional por una empresa constructora local, y posteriormente se vendió a una compañía inmobiliaria a nivel nacional que pretende ejercer una enorme presión ante las autoridades federales para que el proyecto sea aprobado.
Indicó que existen múltiples limitantes para que el proyecto pueda validarse al considerar su cercanía con el Bosque de Cobos, y en caso de consolidarse un proyecto de desarrollo de viviendas populares en la zona, en consecuencia la reserva natural terminará por desaparecer.
Por último, destacó que al momento se tiene conocimiento de que fue presentado un estudio técnico justificativo con miras a tramitar la Manifestación de Impacto Ambiental y cambio de uso de suelo.