Evlyn Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 1-May .- Una de las primeras tareas de la Gendarmería Ambiental será asumir la vigilancia del Área Natural Protegida (ANP) de Valle de Bravo, Estado de México, debido a que al menos 600 desarrollos irregulares y la tala clandestina continúan impactando ese ecosistema, particularmente en la zona conocida como El Calvario.
Guillermo Haro Bélchez, procurador Federal de Protección al Ambiente (Profepa) anunció que, tras una gira de trabajo en el ANP de Valle de Bravo, se determinó reforzar la vigilancia de esa zona con una decena de elementos de la Gendarmería Ambiental.
Esta división actualmente está aún en proceso de creación, pues aún está en fase de definición de atribuciones y su conformación total se prevé que quede integrada hasta finales de este año.
“El Calvario es una zona forestal donde ha habido históricamente invasiones, venta irregulares sin contar con la propiedad de comuneros y ejidatarios e inicio de desarrollos inmobiliarios. En toda esa Área Natural Protegida existen cuando menos 600 desarrollo irregulares, desde casa habitaciones hasta grandes fraccionamientos”, señaló el titular de Profepa.
“Con la Gendarmería, con el Gobierno del estado, con nuestros inspectores, vamos a incrementar nuestra presencia en todo Valle de Bravo y, de aquí al 2018, vamos a revisar estos 600 desarrollos irregulares que hemos detectado con un trabajo de inteligencia”, agregó.
A la fecha, abundó, se tiene un avance del 20 por ciento en el proceso de inspección, se han realizado 42 clausuras y se han iniciado 77 procedimientos administrativos contra particulares y empresas desarrolladoras y hasta ahora en tres casos, se espera conseguir la demolición de las obras.
La presencia de la Gendarmería Ambiental será oportuna para disuadir la delincuencia, así como un gran apoyo para la autoridad ambiental frente a fenómenos como la tala clandestina o el surgimiento de nuevos proyectos habitacionales irregulares al margen de la ley, indicó el funcionario.
Haro Bélchez expuso que como parte de los esfuerzos para proteger el ANP de Valle de Bravo se prevé que en el tercer trimestre de este año sea publicado el Programa de Manejo correspondiente a esa zona.
Como parte de las acciones de recuperación de Valle de Bravo, también se prevé realizar un programa de saneamiento del tiradero municipal y proveerlo de un sistema de geomembranas que evitarán la contaminación de los acuíferos.