Tomas clandestinas de agua en el municipio de Jesús María son ‘una raya más al tigre’ en el problema que enfrenta dicho Ayuntamiento para otorgar el servicio; el alcalde José Antonio Arámbula López destacó que dicha situación les provoca grandes pérdidas monetarias, el robo se evidenció ahora que están llevando a cabo obras de rehabilitación en las calles del centro de la cabecera municipal, por lo cual los usuarios deberán hacer su contrato o se les privará del vital líquido.
Detalló que en este año se están interviniendo en el centro histórico, por lo menos unas ocho cuadras, donde se están realizando cambios en la tubería de agua y drenaje, redes que tenían cerca de 40 o 50 años sin cambiarse, en algunos casos dijo que dicha infraestructura estaba totalmente picada, y es por donde se filtraba más de la mitad del líquido al subsuelo.
“Eso nos va a ayudar a ahorrar agua, pero en cada cuadra me encuentro tomas clandestinas, gente que tiene tomas que no están contratadas, que las hicieron por debajo del agua; estamos eliminando esas tomas, metiendo en orden un poquito el tema del agua por donde vamos arreglando; el problema es grave porque en una cuadra donde hay 20 casas hay por lo menos 30 tomas y 10 son clandestinas”, indicó.
Aunado a ello, dijo que siguen registrando un importante déficit en la recaudación del agua, ya que se gasta más en operación, y es dinero que nunca se recupera de lo que pagan los consumidores; subrayó que se recaudan tres millones de pesos mensuales, que al año serán entre 35 y 37 millones de pesos, pero el gasto es de 45 a 47 millones de pesos, más el pago de derechos que se le debe hacer a Conagua, y el pago de algunos impuestos.
“La gente dejó de pagar y nos aumentó la cartera vencida mucho; mandé hacer un estudio por pozo, tenemos 43 pozos en Jesús María, hay pozos que facturan 100 mil pesos, de un pozo se surte a 1,000 usuarios, el cobro real es de 19,000 pesos, con eso no pago ni el recibo de la luz del pozo, entonces es imposible que sea sustentable cuando no se retribuye lo que cuesta, si eso no me alcanza para el recibo de luz del pozo, menos para sueldos, mantenimiento, inversión, para pago de derechos de agua, de extracción o del ISSSPEA”, señaló.
El alcalde enfatizó que en este sentido hacen un llamado al Congreso del Estado del problema grave que hay por no hacer a la gente responsable del pago; “vamos a proponer programas de cobro donde se promueva con descuento al que paga cumplido, vamos a hacer algunas rifas para el que paga a tiempo su recibo, vamos a ir a cobrar y ejercer otros métodos de concienciación del pago del agua, porque no puede ser que paguen tan poco”, concluyó.