Los trabajadores del Gobierno Federal están cansados y se manifestarán, de ser necesario, contra el esquema de universalidad en los servicios de salud, y los recortes anunciados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en este rubro, afirmó el dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) en la entidad, Normando López Meixueiro.
Advirtió que la organización laboral que aglutina a los sindicatos de burócratas federales observa un grave retroceso en la prestación de los servicios de salud que ofrece el ISSSTE si se llega a concretar este esquema.
“Queda claro lo que ya declaró nuestro líder nacional, Joel Ayala, si es necesario, nos vamos a manifestar y vamos a salir a las calles. Hablamos de cerca de 80 mil trabajadores afectados”.
Cuestionó que se sigue pugnando por el abatimiento del déficit de personal que enfrenta el ISSSTE en Aguascalientes, con la espera de que finalmente se concrete la liberación de 150 plazas para la adecuada atención de los trabajadores y sus familias.
“Se presentó que este año sería de impulso a la salud, pero encontramos que es todo lo contrario, y los trabajadores ya no podríamos aguantar más si se considera el deficiente servicio que se presta en áreas específicas”.
López Meixueiro consideró que la universalización de los servicios de salud pone en riesgo los derechos ya establecidos en la ley para la prestación de este derecho a los trabajadores federales, y no están dispuestos a dar marcha atrás.
Expuso que la atención en el ISSSTE ya resulta compleja, como para que pudiera elevarse el nivel de atención a usuarios externos, por lo cual se esperan indicaciones para acudir a una movilización nacional de protesta por parte de la FSTSE con la intención de dar marcha atrás a la universalización.