Ante los frecuentes atracos a clientes de instituciones financieras, sería recomendable que se regresara al esquema de la policía bancaria y tener elementos policiacos en cada sucursal para inhibir los atracos a cuentahabientes, consideró el subdelegado estatal de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) Ignacio Villanueva Chávez.
Dijo que los bancos deben asumir la parte de responsabilidad que les toca ante los casos de asaltos a sus clientes, luego que salen de las sucursales, aunque reconoció que la ley no les obliga expresamente a adoptar medidas específicas para contrarrestar los atracos a sus clientes y que en todo caso, deberá revisarse la ley que regula a las instituciones financieras para establecer medidas más efectivas de protección a sus cuentahabientes.
El funcionario federal indicó que hace algunos años, funcionaba muy bien la vigilancia a cargo de la policía bancaria, esquema que no debería dejarse a un lado, sino que debería considerarse su regreso, ya que los robos a cuentahabientes son muchos y en muy pocos casos se logra identificar y detener a los delincuentes.
Explicó que unos años atrás, había patrullas y personal de seguridad del municipio de Aguascalientes en cada una de las sucursales. Había un cuerpo especializado de élite, que se encargaba de brindar seguridad a quienes ingresaban a las sucursales bancarias.
Hoy, los bancos no tienen elementos de seguridad, no hay un compromiso claro y definido de si tienen o no interés en proteger a sus clientes; deberían brindar seguridad integral y esta situación ha desencadenado un clima de inseguridad al interior de los bancos.
Las instituciones financieras, al no contar en las leyes que los regulan, con un articulado que sea muy específico en el tema de la seguridad integral hacia los cuentahabientes dentro de las instalaciones y en la periferia, deberán ser los propios legisladores federales los que trabajen en el análisis, discusión y en su caso, aprobación, de modificaciones que incluyan medidas que tengan por objeto, brindar protección a los clientes bancarios.
Finalmente, consideró que la delincuencia que opera, lo hace de una forma muy creativa, lo mismo roban y asaltan a personas en bancos, que en centros comerciales o en algunas partes de la ciudad, sin embargo, lo que más preocupa es que asalten a personas que acaban de salir de un banco, porque asumen que llevan dinero, dijo.