Ayer, en sesión de la Diputación Permanente, los diputados debatieron sobre el matrimonio igualitario y el concepto de familia.
Marco Arturo Delgado Martín del Campo, diputado del PRD, se mostró a favor de los derechos de quienes siendo personas del mismo sexo buscan contraer matrimonio y negó que este acto contravenga las buenas costumbres familiares en este país.
También pidió alejarse de estos pensamientos retrógradas y se avance en esta legislación que da derechos iguales a toda la ciudadanía; en tanto, la legisladora Anayeli Muñoz Moreno solicitó a los integrantes de la mesa directiva hacer uso de la voz para expresar un posicionamiento en torno al tema, luego de que el registro de participantes fue cerrado previamente, aprobándose por mayoría, con el voto en contra de los diputados del PAN, Ulises Ruiz y Adolfo Suárez.
Muñoz Moreno expresó su rechazo a aquellas marchas que conciben la intolerancia, que promueven la discriminación y por ello, lanzó un llamado a sus homólogos de Acción Nacional para que de verdad respeten las diferentes expresiones y las diversas preferencias sexuales, pues el cumplimiento del Estado Laico no está a debate ni debe ser cuestionado.
Se mostró a favor de avanzar en el tema y llamarle unión civil en lugar de matrimonio para no afectar las creencias de la Iglesia Católica, que son muy respetables.
Consideró que hay un gran número de familias que no están conformadas por el núcleo de padre, madre e hijos, por lo que cuestionó que estas familias queden fuera sin esta legislación que sí es trascendente para el futuro de nuestro estado.
Guillermo Ulises Ruiz Esparza enfatizó que este tema no debe radicalizarse, pues ha generado “odio y divide a la sociedad”.
Refirió que la Corte de Estrasburgo ya se pronunció al respecto al señalar por la mayoría de los jueces, que ningún país está obligado a legislar en torno al tema del matrimonio igualitario.
El perredista Delgado Martín del Campo pidió a sus compañeros del PAN no confundir a la ciudadanía, pues “no estamos proponiendo una nueva forma de concebir hijos, ni tampoco estamos proponiendo que las parejas del mismo sexo se casen en las iglesias, pues lo que se busca es que esa unión se realice en los registros civiles y no en las notarías parroquiales”.
Su compañero Armando Acosta Rodríguez, recordó que “somos legisladores, y por lo tanto, no debemos exhibir nuestra postura personal de manera pública, porque nos debemos al pueblo”.
Sobre el número de asistentes que participaron en la marcha que convocó el Frente Nacional por la Familia, dijo que sí fue extenso, pues “se contabilizó desde la Plaza de la Patria hasta la Edad Media”.
Anayeli Muñoz lamentó la molestia causada a Adolfo Suárez, por su intervención; condenó que las convocatorias a las marchas estuvieron marcadas por la desinformación y la confusión a la gente que asistió de manera convencida por preceptos falsos, porque eso sí genera odio entre los ciudadanos.