Evlyn Cervantes y Diana Saavedra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 10-Ago .- Para atender el problema de calidad del aire en la Megalópolis es necesario mejorar la medición de contaminantes atmosféricos e implementar un costo por congestión vehicular, planteó el Premio Nobel de Química, Mario Molina.
Tras participar en la Reunión Nacional Estudiantil, el científico mexicano expresó preocupación ante la falta de medición de contaminantes atmosféricos que aún persiste en la Megalópolis y adelantó que se pretende seguir trabajando con el Gobierno federal para mejorar la gestión de datos.
“Lo que nos preocupa, lo que queremos seguir trabajando con el Gobierno es que tiene que haber muchas más mediciones para que tengamos los datos y poder tomar las medidas necesarias. Si hay un día exceso de ozono, el parar la circulación al día siguiente no es tan efectivo porque ya pasó el día del exceso.
“Entonces, lo que hay que hacer es poder predecir cuándo va subir y tomar una medida para que todo mundo se favorezca, no está muy claro que el haber tomado medidas muy drásticas haya reducido la circulación en la medida en que se esperaba, todo eso hay que medirlo”, apuntó.
Asimismo, enfatizó que es necesario mejorar la medición de las pequeñas partículas contaminantes para establecer de dónde vienen y tener un mejor control de las emisiones procedentes del transporte público y de carga.
“El problema es que los aparatos que existen aquí en México de investigación son muy caros y hay muy poquitos pero ya se empiezan a desarrollar aparatos mucho más baratos y confiables y son los que tenemos que empezar a usar”, señaló.
Respecto al tráfico de automóviles particulares, subrayó que no se puede dejar de lado porque de no tomarse medidas, continuará creciendo.
Además, también se pronunció a favor de no subsidiar de manera general el sistema de transporte colectivo metro.
“Ni modo, hay que ver dónde se ha resuelto esto y en los países donde se ha resuelto pues hay que cobrarles, no hay otra medida. A la gente que lo necesita sí darle subsidios pero eso no quiere decir que hay que subsidiar a todos”.
El Premio Nobel dijo que las recomendaciones emitidas por el Centro Mario Molina para mejorar la calidad del aire en la Megalópolis fueron bien recibidas tanto por el Gobierno de la Ciudad de México como por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no obstante, advirtió que no se tendrán resultados a corto plazo porque aún se tienen retos como controlar el congestionamiento vehicular.
El Centro Mario Molina identificó la corrupción que existía en los verificentros que buscan corregir con la implementación de la Norma Oficial de Emergencia 167 de verificación vehicular para la Megalópolis.
Molina explicó además que derivado del cambio climático se está incrementado la intensidad y la frecuencia de eventos extremos como sequías, huracanes o ciclones como los que se registraron el fin de semana en el País con el huracán “Earl” y la tormenta tropical “Javier”.
Para controlar el cambio climático, sugirió implementar medidas simultáneas como mejorar la eficiencia energética y usar energías renovables, promover el desarrollo de la energía solar y eólica, impulsar el uso de biocombustibles y mejorar las prácticas forestales.