El alcalde de Aguascalientes, Juan Antonio Martín del Campo, propuso ayer la instalación de chips de localización a ex-convictos, como una medida extrema para evitar la reincidencia; anunció que presentará una iniciativa ante la nueva Legislatura local para que los recién liberados porten un chip o pulsera que permita a la fiscalía estatal rastrearlos e identificar su participación en actos delictivos.
Tras lamentar que la ciudadanía haga justicia por su propia mano, el presidente municipal reconoció la desesperación de la población al observar los índices de delincuencia en la ciudad, motivo por el cual las corporaciones de seguridad deben atreverse a adoptar medidas rigurosas, incluso, “es el tiempo y el momento para llevarlas a cabo”, sentenció.
Consciente de que la Comisión de Derechos Humanos podrá protestar con la medida de colocar chips de localización a delincuentes reincidentes, el primer edil aseveró que sería una solución muy viable para Aguascalientes, rastrear a esas personas, en dónde se mueven, a qué horas y a dónde ingresan.
Esto, porque algunas colonias o fraccionamientos ya saben quiénes son los que delinquen, sin embargo, si les pones ese chip automáticamente sabes a dónde se mueve, qué hace en tiempo real, si roba o no roba a tal hora o en tal domicilio. Esas serían pruebas fehacientes que se acumularían para que estén más años en la cárcel y que no estén afuera delinquiendo una vez más. Es necesario llegar hasta esos extremos.
Luego, consideró que la Fiscalía debe ser la encargada del monitoreo de los chips o pulseras de localización a delincuentes, ya que esa instancia observa el mapa delictivo del estado. Si se hace un diagnóstico a conciencia en las diferentes colonias sobre quiénes son las personas que delinquen, a lo mejor pueden ser 100 en todo el municipio y si esas se tienen controladas disminuirían los índices de la delincuencia.
Para ello, los Legisladores electos tendrían que hacer la adecuación del marco jurídico para llevar a cabo este tipo de acciones, “yo sé que este tipo de acciones puede estar muy criticado pero que a final de cuentas puede dar muy buenos resultados como ya lo ha dado en otros países”.
Por ese motivo, este Gobierno Municipal realiza un análisis que se pretende entregar a la próxima legislatura, o bien a través del Cabildo de Aguascalientes que a su vez la mande al Congreso del Estado, a razón de que “también nosotros tenemos iniciativa para hacer propuestas en materia de seguridad pública”.
El alcalde de Aguascalientes lamentó que la ciudadanía haga justicia por su propia mano y eso es algo que “no debemos de permitir, creo que entre todas las corporaciones policíacas tenemos que hacer un trabajo en equipo, para que la delincuencia no siga creciendo y que las personas hagan justicia por su propia mano, eso es lo peor que nos puede pasar como sociedad porque entonces nos resta a nosotros autoridad”, dijo.
Por lo anterior, sostuvo que es el tiempo y el momento, como lo dijo anteriormente, de hacer un análisis, “yo estoy haciendo lo propio para poder hacer algunas modificaciones relacionadas con la legislación como tal, cómo es posible que ese tipo de personas en cuanto salen, otra vez salen a delinquir, creo que la rehabilitación no está funcionando, tenemos que poner medidas más severas y llevar un seguimiento de cada una de las personas que se detienen”.
Es urgente hacer algo para detener a la delincuencia, porque la ciudad se siente desprotegida ante los llamados de los elementos y que muchas de las veces a los dos o tres días salen.
Ahí también dijo comprender a las corporaciones como tal, por eso se tiene que hacer una revisión integral, “hoy a lo mejor pueden decir está fallando la Fiscalía o a lo mejor el Poder Judicial, yo creo que aquí no es echar culpas, sino hacer un trabajo en equipo entre todos, ver qué es lo que está fallando como Policía Municipal, qué está fallando en la Policía Estatal, en la Fiscalía, el Poder Judicial, todos y poder cerrar el paso a la delincuencia”, concluyó.