Alejandra Benítez
 Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  27-Oct .- ¡No manches!
La pesadilla se le hizo realidad… pero al América, que anoche fue eliminado por las Chivas desde el manchón penal en las Semifinales de la Copa MX.
Un gol de Michael Arroyo no fue suficiente para darle vida a unas Águilas que en el tiempo regular se conformaron con poco, mientras que el cuadro dirigido por Matías Almeyda vino de atrás para empatar 1-1 y luego vencer a los azulcremas 4-3 en tanda de penales.
El América no ha podido ver la suya con las Chivas en su centenario, primero en la Liga, hace dos meses también en su casa, los rojiblancos ganaron categóricamente por 3-0.
Y ayer le quitaron el invicto a Ricardo La Volpe, quien ya sabía lo que duele perder ante el Rebaño estando al frente de las Águilas. Después de 20 años, volvió a sentir fresco en la memoria el sabor de una derrota de esa magnitud, porque además ya se frustró otro de los objetivos de la directiva, a la que sólo le queda la Liga y el Mundial de Clubes.
Para este partido, el “Bigotón” le hizo varios ajustes a su esquema y dejó en la banca a Osvaldo Martínez, su tirador oficial de penales, pues prefirió la seguridad que le brinda en la contención un hombre como José Daniel Guerrero, un incansable recuperador de balones, quien igual acompañó a los volantes al ataque y se sumó con la férrea línea de los centrales para evitar alguna descolgada.
Michael Arroyo, convertido en una máquina de caracoleos y fintas, fue letal. No perdonó al minuto 19 para darle un gol que le supo a gloria a los de casa, porque pasaron a enfrían las acciones.
Hugo González se agrandó en la portería y al 33′ detuvo el esférico en un mano a mano con Carlos “Gullit” Peña; dos minutos después Néstor Calderón disparó al poste, y al 41′ Miguel Ponce estuvo cerca de igualar el partido antes de irse al descanso.
Los cambios no se hicieron esperar, Isaac Brizuela y Orbelin Pineda aparecieron para darle más profundidad a las Chivas.
La Volpe decidió darle descanso a Oribe Peralta y no imaginó que Alan Pulido iba a aparecer al 69′ para anotar el 1-1 y darle el empate al Rebaño, demostrándole que este equipo tiene alma de aguafiestas y al final se los cumplió.
Los ánimos se encendieron a unos minutos del final, con un conato de bronca donde Orbelín y Arroyo tiraron manotazos, pero la cordura imperó y ambos equipos se serenaron para librar las expulsiones.
En la ronda de penales, Paolo Goltz falló el primero y Osmar Mares tiró el último con el pánico reflejado en el rostro.
Por Chivas anotaron Jair Pereira, Oswaldo Alanís, Carlos Cisneros y Ángel Zaldívar, sólo Pulido desentonó.
Renato Ibarra, Edson Álvarez y Rubens Sambueza cumplieron, pero no fue suficiente para darle vida a un América que si no mejora a la ofensiva, tampoco aspirará a grandes cosas en la Liga.