De acuerdo al pronóstico del tiempo, se esperan para esta semana lluvias y un ligero descenso de la temperatura, advirtió la Coordinación Estatal de Protección Civil.
Por tanto, la dependencia se mantiene atenta y con protocolos de atención activados ante los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) sobre la continuidad de lluvias con intervalos de chubascos para nuestra entidad, durante esta semana, aunado a que el frente frío número 2 ingresó a territorio nacional y se extiende sobre el norte del país, con lo que se espera un ligero descenso de las temperaturas, principalmente en las mañanas y noches, informó Ángel Ávila Moreno.
El funcionario explicó que el potencial de estas lluvias se deriva del ingreso de humedad proveniente del Océano Pacífico y el Golfo de México, recomendando a la población que extremen los cuidados a su salud, ya que comenzará a sentirse un gradual decremento en las temperaturas junto con lluvias por la tarde-noche del 30 al 60%, de ligeras a moderadas.
Reiteró que no se ha tenido necesidad de emplear ninguno de los 36 refugios temporales, pero que éstos continúan habilitados y listos para utilizarse en caso de alguna contingencia, especificando que la temperatura mínima registrada hasta el momento ha sido de 7°C en el municipio de Cosío, y se prevé que para este mes de octubre el rango de las mínimas sea entre 5°C y 10°C, y dado que la temperatura de lluvias termina hasta noviembre, es importante que la población cuide su salud ante estos cambios del estado del tiempo.
Respecto a los embalses de agua, la Coordinación Estatal de Protección Civil conjuntamente con los municipios y personal de la Comisión Nacional del Agua (CNA), continúa con el monitoreo permanente de los mismos, sin que alguna de las presas o bordos represente algún riesgo potencial para la población, ya que los cuerpos de agua que se encuentran al 100% de su capacidad se mantienen desfogando.
Ávila Moreno recomendó a la población comenzar a usar ropa que abrigue y proteja del frío durante mañanas y noches, incrementar el consumo de líquidos, frutas y verduras ricas en vitamina A y C, además de tener cuidados especiales con niños, adultos mayores y enfermos crónicos durante los momentos del día en que el termómetro descienda o se esté expuesto al aire frío, finalizó el Coordinador Estatal de Protección Civil.