Prometen fidelidad

Guillermo y Nesmy compartirán su vida como esposos

Hasta que la muerte lo separe juraron permanecer unidos, Nesmy Sarur Jaso y Guillermo Alejandro Veliz Silva, duramente una ceremonia religiosa celebrada en el templo de San Antonio de Padua.
Alejandro Veliz y Sonia Silva, padres del novio, acudieron con su hijo para compartir con él la felicidad de conformar su propia familia al lado de el amor de su vida, Nesmy, quien arribó con sus padres, Joaquín Salvador Sarur Cedillo y Dora María Jaso.
Los jóvenes manifestaron ante Dios las promesas que habrán de cumplir a lo largo de su vida matrimonial, por medio de los votos sagrados. El sacerdote que se encargó de unirlos, recomendó parea ellos, compartir y vivir su matrimonio como el noviazgo.
“Hacer mas fuerte su lazo y consagrarse a su familia, es el camino que Cristo quiere para ellos para lograr la santidad”.
Quienes presenciaron el hermoso momento de sus esponsales ofrecieron para ellos felicitaciones y aplausos como muestra de congratulación.
La hacienda Villa Hermosa, se vistió de gala para recibir a los nuevos esposos y celebrar con familia y amistades el día más importante de su existencia. La pista de este bello lugar sirvió de marco para que los novios sostuvieran un inolvidable encuentro entre ellos, rodeados de seres queridos.

Compartir
Artículo anteriorOtra de amparos
Artículo siguienteEnlazan sus vidas