Las “grillas” en que están metidos los líderes empresariales no debe ser obstáculo para que lleven a cabo el propósito de elevar los salarios de los trabajadores aguascalentenses, tal como lo planteó el presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Francisco Ruiz López, en septiembre pasado.

Hacerlo sería un acto de justicia para el personal y una forma de congraciarse con la sociedad, luego de los jaleos que han armado en las últimas semanas por el control de una de las agrupaciones lo que al hacerse públicos han dado tema a los inquisidores sociales.

Aunque hubo un “aumento” a partir del uno de octubre a raíz de haberse determinado que sólo debe haber una zona salarial en el país, por lo que la B, que es en la que estaba incluida esta entidad, se igualó con la A y de ahí la mejoría, debe considerarse que en realidad de muy poco sirve los dos pesos de más, puesto que significa apenas la tercera parte del pago para un traslado en autobús urbano

De ahí que el dirigente de la Coparmex expuso que “los patrones venimos analizando subir el salario mínimo pues tenemos los salarios más bajos del mundo, lo que frena el poder de compra, y se debe de aumentar en puntos porcentuales en cuanto al crecimiento inflacionario, pero primero debe desligarlo de tanta normatividad como multas”. (El Heraldo, 03/09/15).

El compromiso es hacerlo desde el uno de enero como parte de una estrategia que impulse el mercado interno, lo que desde cualquier ángulo que se mire es una medida que debió aplicarse hace muchos años, ya que a mayor ingreso hay más circulante y por ende más compras, lo que se traduce en que el comercio y la industria tengan las ventas necesarias que los harán crecer y que a su vez creen más empleos, lo cual se genera lo que se conoce como el “círculo virtuoso” o el esquema de “ganar-ganar”.

El salario actual es de sobrevivencia, situación que alcanza a quien recibe hasta tres mínimos, por lo que se impone una mejoría sustancial que permita dinamizar el mercado, sólo así podrá decirse que hay un progreso integral en el que la mayoría de los habitantes tengan acceso a los elementos básicos para su desarrollo y que, al menos por la declaración de Ruiz López, los empresarios están conscientes de ello, por eso se muestran dispuestos a ser los impulsores de esta nueva etapa, en que no esperen a que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CNSM) salgan con sus tradicionales vaciladas de fin de año, en que después de “sesudos” análisis y profundas reflexiones llegan a la conclusión que con 1.80 o 2.00 pesos es más que suficiente para elevar el poder adquisitivo.

Está claro que de hacerlo no puede esperarse algo espectacular, ya que desfasaría las finanzas de las empresas, pero sí que resulte favorecedor y que además se fijen compromisos de llevar a cabo las revisiones que sean necesarias conforme suba el índice inflacionario, de tal suerte que no se pierda lo avanzado.

Habrá quien esté en contra de este tipo de medidas pero si valoran el beneficio que aportaría a mediano y largo plazo se convencerán que es lo mejor que puede hacerse, para ello habrá que tomar en cuenta lo que señaló Francisco Ruiz, que lograrlo sería “corregir y enmendar el paupérrimo crecimiento económico”.

RESTOS SIN DESTINO

En promedio 7 millones 500 mil mexicanos se quedarán sin señal de televisión por carecer de equipo que capte la digital, los cuales residen en 24 ciudades del país, entre ellas Aguascalientes, situación que significará un problema de contaminación ya que hasta la fecha aquí no hay centros de acopio para los televisores que quedarán sin utilidad.

Como se ha informado, el apagón analógico en México será el 31 de diciembre de 2015 y aún cuando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tiene pendiente por entregar 3.2 millones de las 9.4 millones de pantallas digitales, el presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Gabriel Contreras, declaró que no habrá marcha atrás en el proceso, puesto que así está previsto en la Constitución General de la República

Lo único que podría frenar esa acción es que el Poder Legislativo solicite una prórroga, misma que ya han planteado diputados y senadores de diferentes partidos, lo mismo que líderes políticos, toda vez que dejar sin señal de televisión a millones de habitantes puede ser contraproducente para la paz del país, aunque para Contreras no tiene la mayor importancia puesto que es una realidad observada en todos los países del mundo, donde se ha realizado el apagón, que una parte se quede sin señal.

Se calcula que más del 10% de la población total del país carece de recursos económicos para comprar un aparato digital, que serían los que se queden sin señal a partir del último día del año, porcentaje que es aparte de los 6.2 millones de aparatos que han entregado la SCT y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Por lo pronto, en Monterrey, que recién se aplicó el apagón digital, 120 mil 795 hogares se quedaron sin señal, lo que según encuesta del IFT 472 mil 635 personas pasan por esta etapa, aunque en toda la zona metropolitana de la capital de Nuevo León es alrededor de un millón de perjudicados, esto es, la tercera parte de los habitantes.

Mientras se llega el momento, en Aguascalientes no hay autoridad que le preocupe si a partir del uno de enero aparecen en cualquier esquina las televisiones que ya no tienen provecho, toda vez que no hay un lugar en donde depositarlos o al menos una campaña que informe si habrá recorridos por las colonias y comunidades para que las familias entreguen los aparatos.

Inclusive, en los contenedores se puede observar aparatos relacionados con el desarrollo tecnológico, residuos que cada vez son mayores y cuyos componentes representan un peligro para la salud. No existen programas para recuperar parte de este equipo o aprovecharlo en el reciclado, lo que afecta fuertemente el ecosistema.

En otras parte del país sí hay ese cuidado ambiental, aunque falta mucho por hacer ya que por ejemplo las pilas son dejadas en cualquier lugar a pesar del peligro que representa, lo mismo que toda clase de basura electrónica que en lo general contiene materiales tóxicos, como el plomo, arsénico, mercurio, selenio, cadmio, entre otros.

Menuda complicación tienen frente a sí los tres niveles de gobierno, al tener que soportar el reclamo de miles de familias que se quedarán sin señal de televisión y al mismo tiempo no saber qué hacer con los residuos tecnológicos.

OBLIGATORIO ESTUDIAR

El que quiera jugar en el Club de Beisbol “Tigres de México” debe estudiar una carrera, decía plenamente convencido el recién fallecido ex manager Jesús “Chito” García. Ingeniero naval de profesión, fue un ejemplo a seguir ya que además se distinguió como jugador de futbol cuando militó en el equipo Veracruz, en donde fue campeón de Liga 1945-46 y de Copa en 1947-48. La sugerencia, que en su tiempo era una orden que debía acatarse, se basaba en que un prospecto puede llegar a convertirse en figura, pero su tiempo estelar es de cuatro, cinco o seis años y pocos llegan a tener más tiempo, pero si no lograron ahorrar se retirarán sin un futuro. En cambio, con un título pueden enfrentar en otras condiciones el nuevo ciclo de su vida, algo que para su fortuna pudo comprobar con varios ex pupilos que se convirtieron en médicos, ingenieros, arquitectos, contadores, etc., inclusive uno de ellos llegó a ser gerente general de la organización. Más que una actitud paternal, lo que motivaba al nativo de Veracruz, en donde nació el 18 de enero de 1924, era velar por la realización deportiva y que tuvieran un futuro en circunstancias más amables.