Édgar Contreras
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Jul .- Ante la problemática del clembuterol en México o de la fiebre amarilla en Brasil, la Selección Mexicana ya se blindó.
“Son cosas que se tienen en mente desde hace más de tres o cuatro meses. Los jugadores que entraron en las últimas cuatro concentraciones ya se les había notificado que lo de comer carne de res ya estaba prohibido para ellos.
“La mayoría lo ha venido cumpliendo porque estamos frente a un problema que nos puede saltar un doping. Todo este tipo de problemas y cuestiones en cuanto a logística han sido contemplados. Hoy Oribe, Talavera y Lozano fueron a tomar la vacuna contra la fiebre amarilla”, comentó el técnico Raúl Gutiérrez al finalizar el entrenamiento del Tri.
En 2011, el futbol mexicano sufrió un duro golpe luego de que cinco seleccionados causaron baja de la Copa Oro al dar positivo por clembuterol. A partir de ese momento, se cambiaron los protocolos para combatir el problema.

LES MUESTRA ORIBE MEDALLA
Oribe Peralta trajo a la concentración del Tricolor su medalla olímpica con el objetivo de motivar a los seleccionados que buscarán emular la proeza de 2012.
“Contar con tipos de una calidad humana tan clara como Oribe, Talavera o Torres Nilo es un plus al equipo, ese detalle que tuvo Oribe de enseñarnos la medalla (de oro), de verla y tenerla tan cerca a todos nos ilusiona porque es un logro tan increíble y que nos comente esa experiencia esa parte invaluable para un grupo”, mencionó Gutiérrez.