Profesan votos nupciales

Héctor y Liliana encomiendan su felicidad a Dios

Recibieron el sacramento del matrimonio Héctor Medina y Liliana Ramírez Osorio, el cual acogieron libremente y por convicción en el templo de San Antonio de Padua.
Los novios acudieron al recinto con la grata compañía de sus padres, Mario Medina y Guadalupe de Medina, así como Benjamín Ramírez y Ana María Osorio.
Durante la ceremonia, los jóvenes, como el resto de los asistentes, elevaron sus plegarias al Todopoderoso a favor de la nueva familia católica que ahí se conformaba, mediante la consagración de su existencia a la vida conyugal.
Unidos para toda la eternidad ante los ojos de Dios quedaron Héctor y Liliana, quienes felizmente sellaron su alianza con un tierno beso, como muestra del gran amor que se tienen el uno al otro.
La importante ocasión para los nuevos esposos fue celebrada con un emotivo e inolvidable brindis que sus allegados ofrecieron para ellos en señal del enorme agrado que les causó sus esponsales y por supuesto prueba de ello, fueron las felicitaciones y bendiciones que externaron a la pareja.