Productores lecheros están sacrificando su ganado poco a poco, a fin de subsistir en medio de la crisis lechera, pero de no haber pronto una solución, tendrán que enviar el ganado al rastro en forma masiva, lo que pondría fin a la actividad lechera en el país, afirmó el dirigente del Frente Nacional de Defensa de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz.

Informó, en rueda de prensa, que lecheros partirán de Aguascalientes en caravana este miércoles a paso de tractor y se sumarán miles al paso por los estados de Jalisco, Guanajuato y Querétaro rumbo a la ciudad de México para demandar el apoyo de las autoridades antes la crisis de sobreproducción de leche.

El dirigente detalló que cerca de 500 productores lecheros de Aguascalientes saldrán de Avenida Universidad, para sumarse a miles de lecheros del Bajío, quienes exigirán excluir a la leche de los acuerdos firmados en el Tratado Transpacífico (TTP), y solicitar al secretario de Economía que instale una mesa de negociación con los representantes de las industrias pausterizadoras.

“Estamos en una tragedia nacional, estamos padeciendo las consecuencias del Tratado de Libre Comercio, y todavía viene el Tratado Transpacífico a dar la puntilla con lo que se consumaría la tragedia de la lechería nacional. Solo van a subsistir los grandes productores incrustados en las plantas pausterizadoras, porque ellos están dentro y se benefician de las importaciones de leche deshidratada”.

Consideró que las autoridades en materia de economía deben apoyar a los productores nacionales, en lugar de favorecer las importaciones, cuando existe la capacidad suficiente para abastecer el mercado nacional sin depender del extranjero.

González Muñoz indicó que los industriales justifican la reducción del volumen de compra de leche a los productores nacionales por la disminución del consumo, pero contradictoriamente continúan con la importación de más leche deshidratada que ya supera 1.5 millones de litros de leche deshidratada al año.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores de Leche de Granjas Fátima, Jesús Azuara, lamentó que el precio de compra en las diferentes industrias ronda los tres pesos, por debajo del costo de producción, lo que condena a la desaparición de los pequeños productores de leche.