La Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon) recomendó a las personas físicas cumplir con sus obligaciones fiscales, y recordó que el 30 de abril vence el plazo para presentar la declaración anual 2015.

El delegado del organismo, José Antonio Guerra Caparrós, dijo que el grueso de los contribuyentes sancionados con fuertes multas son quienes dejaron de realizar actividades productivas, pero omitieron entrar en suspensión ante el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y al creer que nada tienen que pagar, no presentan declaración, haciéndose acreedores a fuertes sanciones económicas.

“Luego se dan de alta, realizan actividades productivas, pagan sus impuestos, pero por alguna razón entran en receso de sus actividades económicas, pero olvidan realizar el trámite de suspensión ante el SAT para modificar los estatutos de su Registro Federal de Contribuyentes (RFC) dejándolos activos y con la responsabilidad de realizar puntualmente todas las obligaciones que tengan frente a la autoridad fiscal”.

En estos casos, dijo, deberán presentar sus declaraciones en ceros, puesto que, al no haber actividades económicas ni impuestos que enterar o liquidar, los reportes deberán presentarse sin ingresos, pero sí debe hacerse porque a ojos del SAT el estatus fiscal es activo y por tanto, con obligaciones que se deben cumplir.

Dado lo anterior, Guerra Caparrós pidió a los contribuyentes estar muy atentos a las fechas límite para evitar contratiempos que luego los causantes tengan que enfrentar con el pago de onerosos montos por no ser cumplidos.

Reiteró que para las personas físicas, la fecha límite para realizar su declaración anual es el 30 de abril de 2016 y aunque parece una fecha lejana, no todos cumplen con este requisito a tiempo. Hay que tener cuidado porque no estar al corriente con el SAT puede traer costosas consecuencias para los contribuyentes, ya sean personas físicas con actividad empresarial o asalariados; en principio, una multa que puede ir del 20 al 100% de la contribución omitida que determine el SAT.

Indicó que las personas que tendrán la obligación con el SAT a más tardar el 30 de abril, son personas físicas que presten servicios profesionales por honorarios; quienes se dediquen a actividades empresariales, como comerciantes, industriales, quienes desempeñen actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas, de pesca y de autotransporte, entre otras actividades, exceptuando a los del RIF.

Finalmente, el delegado de la Prodecon pidió a los contribuyentes que requieran de asesoría fiscal especializada y sin costo, acudan a las oficinas del organismo para ser asesorados en todo lo relativo a sus obligaciones fiscales y sobre todo, que no dejen pasar la fecha límite para evitar ser sancionados por la autoridad fiscal.