Saúl Alejandro Flores

Mis queridos lectores continuamos con esta entrega acerca de los diez puntos indispensables para una gestión integral del agua que permita revertir y en algunos casos detener el deterioro que se vive en la calidad y disponibilidad de agua en la región y por supuesto Aguascalientes. En esta entrega continuamos con tres de los cuatro puntos restantes. Entonces pasemos a su descripción:

  1. Profesionalización estricta del sector hídrico en el estado y sus municipios. Uno de los obstáculos que se presenta en el aspecto administrativo y burocrático de los tres ámbitos (federal, estatal y municipal) es la improvisación del personal, ya que en cada relevo de gobierno se tiene la ligereza de cambiar e incorporar personal sin experiencia alguna, despidiendo o relegando a los cuadros con más experiencia, en aras de una práctica arcaica que es el pago de favores electorales, sin ponderar capacidad para el puesto directivo o de mandos medios. Una de las propuestas que ya lleva varios años en el seno de las discusiones de ANEAS (Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento) es el denominado servicio civil de carrera y profesionalización de quienes se hacen cargo de las actividades importantes en el sector agua, es increíble que el personal no termina de aprender y de repente llega un cambio de partido y lo aprendido se va al fondo por que viene alguien sin experiencia y que al concluir el trienio, tampoco seguirá en el sector agua, un ejemplo lo tenemos en CCAPAMA que generalmente llegan directivos sin experiencia en el sector agua, termina el trienio y ni siquiera siguen en el sector, en contraparte el personal de la concesionaria lleva más de veinte años de experiencia, que son significativos ante la escasa curva de aprendizaje del personal municipal y no se diga en el caso de la dependencia estatal.

Lo anterior, refleja la imperante necesidad de conformar un esquema de servicio civil de carrera en el sector y profesionalización de los puestos directivos, administrativos y operativos en los organismos operadores, así como en lo propio en la autoridad estatal del agua, el rezago que se vive en la implementación de acciones puntuales mucho se debe al relevo sin justificación que existe en el personal del sector agua, por tal motivo, es impostergable que a la brevedad se implemente un esquema que brinde la profesionalización incluyendo CCAPAMA, por que como lo mencioné qué se puede esperar de dicha instancia cuando llega gente sin experiencia, ni trayectoria y tiene enfrente a una empresa que además a nivel mundial es una de las más importantes en el sector agua, respaldada con personal que no cambia cada trienio, ni sexenio, sino que viene con un bagaje de conocimientos ante los cuales no se puede competir.

  1. Respecto al punto número ocho cité hace unas semanas la importancia de: “Implementar políticas públicas que eviten que el derecho humano al agua genere conflictos, al contrario sean beneficios con una articulación de usuarios y con una gobernanza sin brechas”. Este aspecto no puede ni debe pasarse de largo, de omitirlo se estarían asumiendo costos sociales y económicos que romperían cualquier intento de planeación.

Desde la presidencia municipal, CCAPAMA y otras dependencias del ámbito municipal debe planearse y diseñarse una estrategia contundente de atención y cubrir el derecho humano al agua, para evitar confrontarse en instancias jurisdiccionales en dónde se perdería el juicio. El derecho humano al agua puede convertirse en un obstáculo para una eficiente operación y desarrollo de los organismos operadores (no debe olvidarse que en Aguascalientes no sólo es la concesionaria, hay diez municipios que se hacen cargo del servicio y resultarían afectados).

Por tal motivo, se requiere de un diseño institucional que garantice el cumplimiento del derecho humano al agua, le dé fluidez, pero no propicie un estancamiento, para tal fin es importante establecer, difundir y sensibilizar al usuario en una cultura hídrica, no una tradicional y obsoleta cultura del agua. Así como los mecanismos basados en una clara y contundente política pública, que permita transitar en ese complicado recorrido que aún queda con un título de concesión de casi siete años, enfrentando conflictos y proponiendo soluciones, pero basadas en una sólida institucionalización.

  1. Como noveno punto expuse al principio de esta serie de colaboración sobre los diez puntos, el siguiente: “Constituir consejos locales y un estatal de usuarios del agua que defina el papel a desempeñar en el Consejo de Cuenca y COTAS, dichas instancias tendrán en la ley y su reglamentación contemplada desde la constitución hasta operación, representación y facultades”. Lo anterior, es importante de arrancar a la brevedad, pues no existe organización clara, además de objetivos precisos en el rol a desempeñar en el seno de los organismos de cuenca, consejos de cuenca, COTAS, es importante que Aguascalientes no caliente un asiento, sino defina, exponga y defienda los intereses de la región que es Aguascalientes, el agua la dejamos ir sin escrúpulos para que otros la aprovechen, la única alternativa es realizar una nueva ley del agua que determine las facultades de los usuarios, recurriendo a una construcción de gobernanza real, defendiendo los intereses y marcando los puntos de la gestión del recurso. Por lo tanto, se requiere implementar mecanismos de capacitación, selección y representación por parte de nuestros usuarios ante instancias regionales en la gestión del agua.

La siguiente semana continuaremos con el punto número diez de estas acciones que son imprescindibles para que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.comtwitter: saul_saalflo