Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 5-Sep .- Se prevé que a partir del año próximo el IMSS y el Seguro Popular inicien la subrogación de cirugías de apéndice y vesícula, así como cesáreas y consultas de medicina general, sostuvo Oscar Zavala, presidente de la Unión Nacional Interdisciplinaria de Farmacias, Clínicas y Consultorios (UNIFACC).
Zavala presidía anteriormente la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (UNEFARM), que se transformó en UNIFACC para congregar, además de farmacias, clínicas y consultorios privados, con la intención de coadyuvar a satisfacer la creciente demanda de servicios de salud.
“Entendemos que se van a subrogar tres actos quirúrgicos: apendicectomías, colecistectomías y cesáreas, que son actos quirúrgicos que no necesitan una gran estancia de internamiento y las clínicas médicas privadas, las que estén cumpliendo con el tema regulatorio de la Ley General de Salud y la Norma Oficial Mexicana, podrán ser sujetas a sustituir estos actos quirúrgicos en sus unidades, obviamente pagadas por el Gobierno federal.
“Asimismo serán los consultorios que no son adyacentes a farmacias (consultorios privados), los que podrán participar en la subrogación de consultas médicas externas”, sostuvo en declaraciones a los medios tras el acto de toma de protesta de la mesa directiva de la UNIFACC.
Zavala señaló que las instituciones de salud pública que iniciarán con la subrogación de estos servicios serán el IMSS y el Seguro Popular.
“Es el IMSS de entrada y es el Seguro Popular, se está proponiendo que sea el próximo año, iniciando en el Estado de México.
“Ya estamos nosotros en pláticas con el doctor Gabriel O´ Shea Cuevas, que es el Comisionado Federal para la Protección Social en Salud y, por supuesto, con la participación y arbitraje de la Cofepris”, agregó.
La UNIFACC congrega 185 clínicas médicas privadas, 28 hospitales privados, 250 consultorios médicos privados y 585 sucursales de farmacias.