Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Ene .- El decreto de repatriación de capitales, pactado este lunes dentro del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, podría atraer a México cerca de 10 mil millones de dólares, estimó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).
Entrevistado en Los Pinos tras la firma del Acuerdo, el dirigente empresarial mencionó que estos capitales serían reconocidos por el Gobierno federal mediante el pago de un impuesto especial, bajo el compromiso de que serán utilizados en la inversión de proyectos de infraestructura.
“La idea es que los inversionistas mexicanos que hoy tiene su dinero en otros países los puedan traer con seguridad y con certeza que el Gobierno respetará con transparencia esos capitales, y que estos se puedan invertir para generar empleos”, dijo.
Castañón explicó que se trata de dinero legal que está en el extranjero, ya sea en paraísos fiscales o en algún otro instrumento financiero, que se destinaría principalmente a las zonas económicas especiales, pues son las que ahora demandan mayor inversión.
“El incentivo de que puedan venir mediante este decreto es que, con el pago de un impuesto, el Gobierno mexicano reconoce esos capitales, y pueden ser invertidos con toda certeza jurídica, y estos que generen empleos, por supuesto, es la intención”, señaló.