La Universidad Autónoma de Aguascalientes cuenta con el más amplio acervo histórico y personal de Jesús F. Contreras, afirmó el rector Mario Andrade Cervantes al presentar, en la sede del Senado de la República, un libro del artista aguascalentense editado en conjunto con el Instituto Cultural de Aguascalientes.
La Institución continuará realizando actividades que extiendan los servicios y beneficios de la educación superior, la ciencia y la tecnología a la sociedad, pero también acciones de difusión cultural, pues son un puente para fomentar la identidad, impulsar la creatividad y la innovación, además de propiciar la convivencia armónica y cívica entre las personas, como lo hizo este afamado escultor a través de sus obras, las cuales estimularon el orgullo nacional traspasando fronteras.
Durante la presentación del libro “Jesús F. Contreras. Pasión y poder escultórico” en el edificio del Senado de la República, Andrade Cervantes afirmó que la Universidad ha fortalecido su posicionamiento en el escenario nacional por la mejora continua de su calidad educativa, gracias al trabajo de sus docentes e investigadores, así como por el desempeño de sus estudiantes, pero también ha logrado ampliar su proyección en lo que refiere a difusión cultural, ejemplo de ello son las acciones desarrolladas en conjunto con el Gobierno Estatal con motivo del sesquicentenario del natalicio de Jesús F. Contreras.
Al dar la bienvenida a este evento, el presidente de la comisión de Cultura, senador Gerardo Sánchez García, destacó la importancia de rescatar el legado de los hombres ilustres mexicanos, como Jesús F. Contreras, por lo cual ratificó que esta comisión del Senado de la República seguirá impulsando acciones para conservar y promover el legado de los personajes que han fortalecido a la nación.
Patricia Pérez Walters, coautora del libro, señaló que Jesús F. Contreras debe ser considerado un artista-empresario y héroe cultural, pues sus acciones contribuyeron al progreso nacional, ratificando la idea de los liberales del siglo XIX, la cual plantea que la patria se construye a través de cada persona desde su sector; fue generador de historia y abonó a la consolidación de la imagen nacional ante el extranjero, además de que a través de sus más de 70 piezas de bronce y la Fundición Artística Mexicana impulsó un tipo particular de economía a la vez que se consolidaba una consciencia ideológica estatuaria.
Debido a esto, Pérez Walters explicó que la escultura no es un ejemplo de mobiliario urbano, sino que representa una práctica del siglo XIX, por la cual se buscó forjar una consciencia ciudadana para que las personas respetaran los ideales nacionales y construyeran una sociedad civil que llevaría a México a la modernidad.
De esta forma, agradeció a la Secretaría de Cultura de Gobierno Federal, a la UAA y al Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA), así como a los diferentes investigadores que colaboraron en este libro, y en especial al bisnieto del afamado escultor, Carlos Contreras de Oteyza, quien mediante su trabajo fotográfico documentó la obra de Jesús F. Contreras.