Pone en aprietos al municipio de Jesús María anuncio de que habrá un nuevo recorte a las participaciones federales a partir del próximo mes, que podrían ser de hasta el 35% del presupuesto proyectado para el año en curso; el alcalde José Antonio Arámbula López lamentó la situación pues dijo que afectará la prestación de los servicios.
“En una reunión de tesoreros en Finanzas acaban de anunciar un recorte del 25% al 35% de las participaciones, para mí esto es muy preocupante porque los recortes hasta el año pasado no habían afectado al Municipio; para este año es un recorte que nos anuncian a partir del segundo trimestre y con esto nos vemos en la necesidad todos los municipios de ajustarnos”, indicó.
Destacó que desde ahora tendrán que ver nuevos ajustes en la operación del Municipio, y hacer lo necesario para apretarse el cinturón, porque en definitiva no se podrá disponer de más.
“Esto prácticamente nos pondrá en quiebra si seguimos con los gastos que tenemos hasta ahora; tendremos que reducir el gasto corriente, lo que es compras, personal, o lo que tengamos que hacer; realmente es preocupante y me da tristeza porque Jesús María ha sido responsable con su política de ingresos, no habíamos gastado más de lo que tenemos pero que te reduzcan de golpe las participaciones en esas cantidades realmente es preocupante, y va a afectar duramente la prestación de los servicios en el municipio. Los motivos porque se redujo el monto de las participaciones son por el petróleo, el producto interno bruto, el dólar; puros macro indicadores de una política que no nos toca porque nosotros hemos sido responsables y todos lo vamos a resentir si se llega a dar”, subrayó.
Por otra parte, el presidente municipal reportó que entre los perjuicios derivados de la presencia de fuertes vientos, agua nieve, e incluso nieve en las partes más altas de la demarcación, se registraron seis postes caídos, varios con lámparas; además de nueve árboles que se vinieron abajo en diferentes colonias, algunos de ellos dañaron automóviles, otros dañaron cables.
“Tenemos algunos lugares para verificar, en Los Arquitos, en La Cuesta, en San Antonio de los Horcones, donde tuvimos contingencias climatológicas, hay que estar al pendiente y revisar; las luminarias estamos reparándolas, tuvimos lonas y láminas voladas, pero nada de gravedad. El miércoles que comenzó a caer agua nieve, nos preparamos y estuvimos evaluando si el clima continuaba como ayer; estaremos atentos ante posibilidades de que pueda nevar para que ninguna persona padezca por esta situación, que esté disponible el albergue”, destacó.