Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 29-May.- Mientras los partidos políticos se sirvieron con la cuchara grande en los estados donde habrá elecciones, los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs) sufrieron un recorte a sus gastos.
Los comicios del próximo domingo 5 de junio costarán a los mexicanos casi 5 mil 800 millones de pesos, aunque el reparto de fondos resultó desigual.
De acuerdo con una investigación del Senado, el gasto operativo para los órganos electorales se redujo en 10 de los 13 estados con comicios.
En contraste, el dinero que se entrega a los partidos aumentó en 10 estados, como en Veracruz, Puebla, Quintana Roo y Tamaulipas.
Destaca Veracruz, cuyos fondos para partidos pasaron de 125.2 millones de pesos en 2010 a 405.2 millones en 2016, lo que representa un aumento de 223.6 por ciento.
Según los comparativos entre 2010 y 2016, el segundo estado con mayor incremento para las fuerzas políticas fue Puebla, con un 211.6 por ciento, al pasar de de 98 millones a 305.4 millones.
Mientras que Baja California aumentó 184.1 por ciento, de 53.5 millones en 2010 a 152 millones en 2016.
En todos los casos, los incrementos y recortes han sido autorizados por los congresos locales.